George Clooney quedó atrapado en las devastadoras inundaciones que azotaron el norte de Italia (VIDEO)

George Clooney con el alcalde de Laglio, Roberto Pozzi, en el lago de Como aclaran las inundaciones

 

La estrella de Hollywood, George Clooney estuvo entre los miles de personas atrapadas en las dramáticas inundaciones que azotaron Italia y dejaron a 60 personas sin hogar.

Por The Sun
Traducción libre de lapatilla.com

La estrella de Oceans Eleven estaba con su esposa Amal y sus hijos en su casa de vacaciones en el pintoresco lago de Como cuando el pueblo sufrió 72 horas de aguacero torrencial provocando que ríos y arroyos que se desbordaron y la carretera frente a la casa de George en Villa Oleandra en Laglio se convirtió en un río.

Más de 60 personas han sido rescatadas después de que las ciudades que rodean el lago de Como se vieron afectadas por deslizamientos de tierra e inundaciones cuando el clima extremo se apoderó del norte de Italia.

Troncos de árboles, papeleras y rocas bajaron por la ladera cercana de la montaña y pasaron por su casa, pero afortunadamente él y su familia resultaron ilesos y no hubo daños.

Se produce tras las graves inundaciones en la mansión de Clooney en Berkshire después de que la tormenta Dennis azotara el Reino Unido en febrero de 2020. La cancha de tenis, la terraza y la mayor parte del césped que antes era delicioso quedaron sumergidos por el agua sucia de la inundación.

En declaraciones a los medios italianos, Clooney comentó “Es mucho peor de lo que nadie piensa. Estábamos en Cernobbio y fue muy malo. Pero aquí en Laglio es mucho peor. Creen que podrían pasar años y millones de dólares antes de que lo arreglen. Esta ciudad ha estado aquí desde siempre, va a continuar y va a ser más fuerte y volverá mejor, esta es una ciudad muy resistente”.

Neveras estropeadas y otros electrodomésticos se encuentran entre los escombros debido a que las ciudades en el lago de Como se vieron afectadas por deslizamientos de tierra | Crédito: AP

 

El alcalde Roberto Pozzi se vio obligado a ordenar la evacuación de los residentes que vivían en zonas de peligro y cuatro casas cercanas a la de George quedaron destruidas por la inundación: “Tuvimos tres días de lluvia continua y luego se desató el infierno y nos inundó una increíble pared de agua y escombros de la montaña. Es una zona de desastre: cuatro casas han sido destruidas y esas familias están recibiendo alojamiento alternativo. El ruido y la fuerza del agua eran asombrosos. Nunca había visto algo así. Esto tardará muchos días en aclararse. George y su familia están aquí y el camino cerca de su casa es intransitable en algunos lugares, pero están a salvo y no hubo daños a su propiedad”.

Un total de sesenta personas alrededor del lago de Como tuvieron que ser rescatadas por los bomberos tras la inundación.

Unos 50 residentes quedaron atrapados en sus casas cuando un deslizamiento de tierra provocó una fuga de gas en la ciudad más afectada, Brienno, ubicada en la orilla occidental del lago.

George Clooney ayuda a los residentes de su aldea cerca del lago de Como a limpiar las inundaciones | Crédito: La Mega Agencia

 

Más al sur, en Cernobbio, los bomberos evacuaron un edificio de apartamentos amenazado con inundaciones.

Decenas de árboles estaban apilados contra las casas, así como coches y furgonetas estropeados que habían sido recogidos como juguetes y arrastrados río abajo por el poderoso torrente.

Es el último clima extremo que golpea Europa, solo dos semanas después de que al menos 196 personas murieran en las fuertes inundaciones en Alemania y Bélgica.

George Clooney brinda su apoyo a los residentes de Laglio | Crédito: La Mega Agencia

 

George compró su villa italiana del siglo XVIII en 2002. Tiene 25 habitaciones, un teatro al aire libre, una piscina y un garaje para albergar todas sus motocicletas, y si eso no es suficiente, también tiene una zona de exclusión de 100 metros.

El actor aseguró su privacidad comprando la adyacente Villa Margherita con la esperanza de que la batalla con los paparazzi alcanzara su punto máximo en 2015.

El alcalde de Laglio tuvo que emitir una orden de restricción para evitar que los fanáticos invadan su propiedad.

Así que ahora, los intrusos pueden esperar enfrentar una multa de hasta 435£ por estar dentro de un radio de 100 metros.