EN VIDEO: Impactante momento en que una serpiente de dos cabezas se come dos ratones al mismo tiempo

Las dos cabezas comparten el mismo cuerpo / Crónica

 

 

Ben y Jerry están acostumbrados a la fama. La serpiente de dos cabezas, nombrada en honor a una popular marca de helado estadounidense, es la principal atracción del Reptarium: un zoológico reptiliano que guarda múltiples increíbles espécimenes. Con el museo cerrado por la pandemia del coronavirus, el director de la atracción utilizó su Instagram para compartir el extraño comportamiento de su peculiar mascota.

Por: Crónica

“Así que mi serpiente de dos cabezas, Ben y Jerry, están comiendo ahora mismo”, relató Brian Barczyk, cuidador del reptil, mientras muestra como las dos cabezas ingieren dos ratones muertos. “En realidad, no siempre comen al mismo tiempo, pero en este caso ambos están comiendo, de cada lado”, agregó.

El video ha recibido más de 20.000 ‘me gusta’s desde que se subió a la cuenta oficial del cuidador, con muchos seguidores desesperados por aprender más sobre Ben y Jerry. “Si miras su vlog, menciona a uno de ellos, creo que Jerry, no tomará comida a menos que Ben ya esté comiendo y en su mayor parte Ben come todo, pero también trató de involucrar a Jerry”, comentó un fiel seguidor ante las dudas de los otros internautas

La pregunta más frecuente debajo del popular video es acerca del origen de la serpiente de dos cabezas. En el caso de Ben y Jerry, Barczyk le contó a Newsweek que la serpiente rey de California se la compró a un amigo, que la produjo: “Lo vi cuando era un bebé y le rogué que me lo vendiera durante un año y medio antes de que él finalmente cedió”. Aunque se sabe que las serpientes reyes ocasionalmente muerden a los humanos si son sorprendidas o amenazadas, no son venenosas y son dóciles una vez domesticadas.

Según Barczyk, Ben y Jerry tienen lo que se denomina policicefalia, una condición no hereditaria que causa una malformación en el embrión en desarrollo y puede resultar en la formación de dos cabezas. La mutación es extremadamente rara en la naturaleza, sucediendo en uno de cada 100,000 nacimientos y sobreviviendo un promedio de menos de un año.

Para leer más, pulse aquí.