¿Lo logró? Se encerró más de 70 horas con 72 serpientes venenosas para “demostrar” que son amigables

 

Las serpientes venenosas son sin duda uno de los animales más peligrosos del mundo y más temidos por la mayoría. Sin embargo, también existen muchos amantes de este reptil que no sólo lo admiran y se acercan sin miedo, sino que también aseguran que son amigables y que sólo atacan si se les provoca.

Por Clarín

Por este motivo, Neelim Kumar Khaire, un apasionado y amante de las serpientes, quiso demostrar que estos reptiles son amigables encerrándose en una habitación con 72 serpientes venenosas diferentes durante tres días enteros.

Durante su juventud, Khaire trabajó en una casa de vacaciones cerca de Bombay, India, donde estaba expuesto a todo tipo de serpientes que, como administrador de la vivienda, se tenía que hacer cargo de ellas cuando molestaban a algún cliente.

El joven, que por aquel entonces tenía 28 años, presumía de haber llegado a capturar más de 25.000 serpientes, de las cuales sólo 6.000 le habían mordido. Su obsesión y pasión por este reptil le llevó incluso a crear un pequeño parque de serpientes en el patio trasero de su vivienda.

Neelam se encerró en un recinto acristalado durante 72 horas seguidas, rodeado de 72 serpientes venenosas. (Récord Guines).

 

Sin embargo, sus planes para este reptil iban más allá. Él quería construir un gran parque de serpientes con un centro de investigación incluido, y por eso pensó que la mejor manera para recaudar el dinero era estableciendo un nuevo récord Guinness.

Neelam se encerró en un recinto acristalado durante 72 horas seguidas, rodeado de 72 serpientes venenosas: 27 cobras, 24 víboras de Russel, nueve cobras bioceladas, ocho kratis con bandas y cuatro serpientes comunes.

El resultado fue increíble, durante todo este tiempo ninguna de las serpientes le mordió, como mucho en alguna ocasión tuvo que sacarse alguna de encima que trepaba sobre él.

Khair obtuvo así el récord Guiness y con el premio pudo construir el Parque de Serpientes Katraj, que más tarde se conoció como el Parque Zoológico Rajiv Gandhi y fundó la Escuela de Medio Ambiente, Desarrollo Rural y Extensión de Uttara, para inspirar a las nuevas generaciones a respetar la naturaleza y el medio ambiente

Continúe leyendo la noticia aquí.