Anthony Fauci afirmó que EEUU no volverá al confinamiento, pero señaló que los no vacunados están “haciendo vulnerables” al resto

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, habla con los reporteros en la Sala de Prensa Brady en la Casa Blanca.

 

El doctor Anthony Fauci, principal asesor médico del presidente Joe Biden, dijo el domingo que no espera que Estados Unidos vuelva a los confinamientos, a pesar de los crecientes riesgos de infecciones por COVID-19 que plantea la variante Delta.

No creo que vayamos a ver confinamientos”, dijo Fauci, que también es director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en el programa “This Week” de la cadena ABC.

Creo que tenemos un porcentaje suficiente de personas en el país -no lo suficiente como para aplastar el brote- pero creo que lo suficiente como para permitirnos no llegar a la situación en la que estábamos el invierno pasado”.

Si bien Fauci no cree que Estados Unidos tenga que volver a encerrarse como el año pasado, advirtió en ABC que “las cosas van a empeorar” a medida que la variante Delta siga extendiéndose. “Tenemos 100 millones de personas en este país que pueden vacunarse y que no lo están haciendo”, dijo.

Fauci argumentó que los no vacunados están afectando a otros porque están “permitiendo la propagación y la extensión del brote”, y contraatacó a los críticos que dicen que vacunarse o no es una decisión individual. Fauci dijo que los que deciden no vacunarse en realidad están afectando a los derechos de los estadounidenses especialmente propensos a la infección porque están “invadiendo sus derechos individuales” al “hacerlos vulnerables”.

El número medio de nuevos casos notificados cada día casi se ha duplicado en los últimos 10 días y el número de pacientes hospitalizados en muchos estados está aumentando, según un análisis de Reuters.

La variante Delta representaba al menos el 83% de los casos de covid-19 a nivel nacional, estimaron los CDC la semana pasada.

El sábado, Florida marcó un récord de casos diarios, pero el gobernador Ron DeSantis adelantó: “No habrá cierres, no habrá cierres de escuelas. No habrá restricciones ni mandatos en el estado de Florida. Los floridanos han tenido y seguirán siendo libres de elegir lo mejor para ellos y sus familias”. El republicano, conocido por su oposición a la política de los CDC y de Fauci, al que acusa de querer imponer una “distopia”, no ha tomado medida alguna para hacer frente al repunte de la pandemia en el estado.

De acuerdo con el decreto que publicó, serán los padres los que decidan si sus hijos van a la escuela con mascarilla, pero no habrá una orden oficial.

Mascarillas para proteger a los no vacunados

Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de la Salud de EEUU, afirmó este domingo que las directrices federales que instan a las personas vacunadas a llevar mascarillas en los espacios cerrados en las comunidades con una elevada propagación del COVID-19 tienen como objetivo principal proteger a las personas no vacunadas e inmunodeprimidas.

El expero explicó en el programa “State of the Union” de la CNN que el uso de mascarillas puede ser útil cuando las infecciones por el virus aumentan en algunas partes de los Estados Unidos, ya que los estudios muestran que las personas vacunadas pueden contagiar el virus a otras.

Pero subrayó el domingo que las mascarillas no sustituyen a la vacunación, que funciona “extremadamente bien” y reduce “25 veces” el riesgo de que una persona sufra una enfermedad grave y sea hospitalizada, incluida la variante delta.

Collins advierte que en estos momentos el virus “está celebrando una gran fiesta en el centro del país”, pero el lado positivo es que ahora hay más personas que se vacunan. Dice que es posible que las empresas tengan que dar un paso adelante para exigir la vacunación, y que se puede argumentar que las aerolíneas también la consideren para los pasajeros. En los últimos días, Disney y Walmart han pedido a sus empleados que se vacunen.

Con información de Reuters, EFE y AP