Investigan presunta desaparición de registros del derrumbe en Miami

Según un estudio realizado en 2020 por la Universidad Internacional de Florida, el edificio se estaba hundiendo a un ritmo preocupante desde la década de 1990. Sin embargo, sus autores explicaron que esa no es una causa concluyente del derrumbe. Getty Images

 

La Policía de Surfside abrió una investigación tras la presunta desaparición de registros que contenían pistas sobre el derrumbe de Champlain Towers South y que se mantenían resguardados en el almacén alquilado de la ciudad, de acuerdo con un informe policial obtenido por Miami Herald.

Por Miami News 24

La Policía centró su investigación en el ex funcionario de construcción Ross Prieto, quien fue criticado a raíz del colapso; después que los registros mostraron que él habría indicado a los vecinos de la torre en el año 2018 que el edificio estaba en buen estado; a pesar de revisar un informe de ingeniería que detallaba un daño estructural importante.

Prieto “quizá haya entrado recientemente en el almacén donde la ciudad almacena los registros de construcción”; escribieron los investigadores en el informe.

Hasta los momentos el documento no proporciona detalles sobre qué registros específicos desaparecieron del almacén; o por qué Prieto fue el único sujeto en la investigación.

Vale señalar que hasta el 8 de julio, los investigadores habían entrevistado al menos a nueve funcionarios municipales, pero no a Prieto.

Al respecto, el jefe de la Policía de Surfside, Julio Yero; indicó al Herald el jueves que Prieto era sospechoso porque tenía acceso a las unidades de almacenamiento en Sunny Isles Beach; y que seguían figurando a su nombre a pesar de que ya no trabajaba para la ciudad. Pero Yero agregó que no había “ningún indicio específico de que hubiera entrado al lugar indebidamente”.

En los detalles de la investigación, incluidos los resúmenes de las entrevistas con los funcionarios de la ciudad; figuraban en dos borradores de documentos adjuntos a los correos electrónicos del 8 de julio del detective Andrés Mendoza y la detective sargento Marian Cruz.

Según lo reseñado por el medio local, uno de los borradores estaba etiquetado como “con correcciones” y contenía algunos añadidos resaltados.

Los borradores de los informes indicaban que la investigación estaba “inactiva” el 8 de julio; lo que implica que todos los documentos relacionados con la investigación deberían estar a disposición del público, según la ley de la Florida. El jueves, la ciudad se negó a facilitar el informe final y otros documentos del expediente, alegando que la investigación seguía activa.

Por su parte, Yero, el jefe de policía, expresó que el borrador tenía “muchos errores” y que “el término inactivo no es correcto”. Declaró que los detectives todavía están revisando las imágenes de vigilancia del almacén.

En este sentido, el alcalde de Surfside, Charles Burkett, confesó no estar al tanto de la investigación. Sin embargo, Eliana Salzhauer, una comisionada de la ciudad, señaló que los funcionarios de la ciudad le informaron un par de días después del derrumbe que había preocupaciones sobre quién había estado en la instalación de almacenamiento.