Guardia civil desmanteló organización narco que introducía cocaína a España desde Sudamérica

Cortesía

 

 

La Guardia Civil española desmanteló un “complejo entramado” de cuatro organizaciones de narcotraficantes que llevaban a España cocaína desde Sudamérica, en una operación con 27 detenidos que comenzó hace tres años y contó con la colaboración de la agencia estadounidense antidrogas (DEA, en inglés).

Según informó este jueves la Guardia Civil, la investigación que empezó en 2018 logró “descubrir la interrelación entre varios grupos delincuenciales cuyo nexo de unión era un grupo encargado de suministrar cocaína que venía directamente de Sudamérica”.

“Los agentes han logrado identificar y detener a todos los miembros de los distintos entramados, la mayoría de ellos con antecedentes policiales, incluso uno de los grupos desmantelado tiene una estrecha vinculación con la extrema derecha, contando alguno de sus cabecillas con antecedentes por homicidio”, detalló en un comunicado.

Los ahora detenidos “eran expertos en blanquear dinero”, a través de la compraventa de automóviles de alta gama, por lo que la Guardia Civil solicitó a la Audiencia Nacional española el bloqueo de 203 cuentas bancarias con más de 750.000 euros (unos 887.850 dólares), de 43 inmuebles y de 121 vehículos, la mayoría de alta gama.

“La organización distribuidora de cocaína estaba asentada en Madrid”, hasta donde se desplazaban los integrantes de otras organizaciones para realizar las transacciones de la droga, que distribuían en distintas partes de España en cantidades “de notoria importancia”, según la Guardia Civil.

“Para realizar estas transacciones tomaban elevadas medidas de seguridad, contaban con teléfonos encriptados o inhibidores de frecuencia y siempre tenían personas que realizaban labores para dar seguridad”, apuntó.

Además de disponer de “sofisticados dobles fondos en sus vehículos que les permitían transportar la cocaína o el dinero de manera segura”, destacó.

La operación, denominada Águila-Frazen, contó también con colaboraron de la Policía del País Vasco (norte de España) y de policías locales de varias localidades españolas.

Los agentes realizaron 23 registros domiciliarios en varias ciudades, en los que intervinieron 239 kilos de cocaína de gran pureza y 754 gramos de resina de hachís, de acuerdo al comunicado.

Además de desmantelar un laboratorio para adulterar cocaína en región de Madrid (centro) e intervenir 697.000 euros en efectivo (unos 825.000 dólares), cinco armas de fuego, 58 vehículos y uniformes policiales. EFE