Enviado de EEUU presionará en Doha a los talibanes para que paren su ofensiva

(ARCHIVOS) En esta foto de archivo tomada el Representante Especial de Estados Unidos para la Reconciliación de Afganistán, Zalmay Khalilzad (C), sentado en una cafetería antes de una sesión de las conversaciones de paz entre el gobierno afgano y los talibanes en la capital de Qatar, Doha, el 17 de julio de 2021. .- El gobierno afgano y los insurgentes talibanes están lejos de llegar a un acuerdo de paz, dijo el representante de Estados Unidos en las negociaciones el 3 de agosto de 2021 cuando Washington aumentó la presión sobre Kabul para llegar a un acuerdo. Mientras nuevas explosiones sacudían la capital afgana y se intensificaban los combates por el control de tres capitales provinciales, Zalmay Khalilzad, el Representante Especial de Estados Unidos para la Reconciliación de Afganistán, dijo que los talibanes están exigiendo un nuevo gobierno con la mayor parte del poder en sus manos, mientras que Kabul quiere traerlos en el gobierno actual. (Foto de KARIM JAAFAR / AFP)

 

El negociador de Estados Unidos en Afganistán, Zalmay Khalilzad, “presionará a los talibanes para que detengan su ofensiva militar” durante las conversaciones que se celebrarán esta semana en Doha, informó el lunes el Departamento de Estado, después de que los insurgentes tomaran una serie de capitales de provincia.

“Khalilzad estará en Doha para ayudar a formular una respuesta internacional conjunta al rápido deterioro de la situación en Afganistán”, añadió el departamento en un comunicado.

Los combates en Afganistán se han intensificado drásticamente desde mayo, cuando la coalición militar liderada por Estados Unidos inició la fase final de la retirada de tropas, que está previsto que acabe antes de finales de mes.

“El aumento del ritmo de la participación militar de los talibanes, las bajas civiles resultantes del conflicto armado entre las partes y las presuntas atrocidades contra los derechos humanos son motivo de gran preocupación”, afirma el comunicado de Estados Unidos.

“Una paz negociada es el único camino para poner fin a la guerra”.

Los talibanes tomaron el lunes una sexta capital de provincia afgana tras un bombardeo durante el fin de semana en el que cayeron varias ciudades, mientras las fuerzas del gobierno se vieron incapaces de detener el avance.

Los insurgentes afirman que están avanzando hacia Mazar-i-Sharif, la mayor ciudad del norte y uno de los pilares del control gubernamental en la región. /AFP