Familiares de pacientes recluidos en el Hospital Central de Maturín denunciaron la paralización de algunos servicios

Foto vía Últimas Noticias

 

Los familiares de los pacientes recluidos en el Hospital Manuel Núñez de Maturín denunciaron el deterioro que ha sufrido con los últimos años su infraestructura, y con ello la paralización de algunos servicios vitales como el agua y el funcionamiento de los ascensores.

Por Radio Fe y Alegría

Miriam Moreno, vocera de los pacientes del Servicio de Traumatología, indicó: “Aquí estamos como los propios camellos, ya que para el cuarto y quinto piso desde hace semanas que no sube el agua a la tubería, y por ende tenemos que cargar desde el sótano a punta de botella de refrescos”.

Moreno también manifestó que los ascensores pasan hasta una semana sin el debido funcionamiento, por lo que han tenido que permanecer en la planta baja, ya que los directivos del centro de salud les comunicaron a los familiares y pacientes que el técnico no estaba en la región.

“Tenemos dos meses aquí esperando porque arreglen la máquina de imágenes para que le puedan hacer la operación a mi familiar, hay otros que tienen más tiempo aquí, y el director no ha dado respuestas concretas a los enfermos, y aquí todo es gasto, son más de 50 dólares que se gastan en medicinas y materiales sin meter la comida”, denunció Moreno.

Para leer más, ingresa aquí