Condenan en EEUU a 10 años de prisión a “La Patrona”, importante integrante del Cártel de Sinaloa

Guadalupe Fernández Valencia, ‘La Patrona’, tras su arresto el 9 de febrero de 2016
Mexico Federal Police

 

Un juzgado federal de Chicago (EE.UU.) condenó a 10 años de prisión a Guadalupe Fernández Valencia, alias ‘La Patrona’, una importante integrante del mexicano Cártel de Sinaloa.

Por actualidad.rt.com

La condena no fue mayor debido a que Fernández, de 60 años, brindó asistencia clave a fiscales federales sobre el tráfico de drogas de Culiacán a EE.UU., según el diario el Chicago Sun-Times.

“Quiero aprovechar esta oportunidad para pedir perdón a mis hijos y a mi familia […] Ojalá pudiera encontrar las palabras para convencerte de cuánto lo siento”, dijo Fernández ante la jueza federal Sharon Johnson Coleman, que dictó la sentencia.

Fernández Valencia se declaró culpable hace más de dos años de conspirar para traficar drogas y lavado de dinero. Según su declaración de culpabilidad, contribuyó a contrabandear 3.500 libras (cerca de 1.600 kilogramos) de marihuana a EE.UU. entre 2009 y 2010 y, al mismo tiempo, movió un promedio de 30 kilos de cocaína a la semana a clientes en Los Ángeles.

Un largo historial delictivo

Tras la detención en 2010 de su hermano Manuel Fernández Valencia –que fue condenado en 2016 en Chicago a 27 años de prisión–, tuvo una pausa en sus actividades criminales.

Sin embargo, comenzó de nuevo a vender cocaína, marihuana y metanfetaminas entre 2012 y 2014, contrabandeando las drogas en vehículos y túneles desde Tijuana (México) hacia EE.UU.

Asimismo, la ahora condenada movió dinero del narcotráfico desde Los Ángeles a Guadalajara mediante casas de cambio que se quedaban con el 3 % de las sumas.

Según la acusación, Fernández operaba desde Culiacán, capital de Sinaola, para Alfredo Guzmán, alias ‘Alfredillo’, hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, líder del cártel.

‘La Patrona’ fue la única mujer acusada junto con ‘El Chapo’ Guzmán y otros narcotraficantes en un caso en Chicago. El líder del Cártel de Sinaloa fue finalmente enjuiciado en Brooklyn y sentenciado a cadena perpetua.