Encuesta LaPatilla: No es cosa de locos, la salud mental es un problema de todos

ansiedad

 

El corazón comienza a latir muy rápido, la mente va a millón y el temor de que algo mala va a pasar se apodera de todo el cuerpo. Una sensación que parece no acabar es el comienzo de un ataque de ansiedad.

lapatilla.com

La pandemia por el Covid-19 ha generado una “tormenta” en la salud mental de los ciudadanos del mundo. Un virus agresivo que ha desatado el temor y la incertidumbre de lo que pasa y lo que está por pasar. Miles de pérdidas y el avance constante de una enfermedad que ha mantenido en aislamiento, sonrisas ocultas y abrazos prohibidos durante un año.

Ante esta situación, nuestro equipo llevo a cabo una encuesta para conocer como la pandemia les ha afectado la salud mental, obteniendo los siguientes resultados.

No es un juego

Cada vez son más las personas que dicen haber visto afectada su salud mental con la llegada de la pandemia. Un tema que merece ser atendido y que puede ser controlado con el paso del tiempo.

El 84,8% de los encuestados señaló con “muy de acuerdo” y “de acuerdo” que la pandemia ha afectado su salud mental. Asimismo el 96,2% de los encuestados manifestó con “totalmente de acuerdo” y “de acuerdo” que las emociones de las personas de su entorno también se han visto afectada.

 

 

 

 

Una montaña rusa de emociones

Las emociones forman parte de nuestra cotidianidad, en una situación anormal, como la que vivimos desde hace un año, es natural sentir estrés, miedo, angustia, preocupación. Estas reacciones hacen un llamado de alerta al cuerpo para protegerse ante una amenaza. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que emociones como el estrés y el miedo afectan la salud física de las personas.

En este sentido, a través de nuestra encuesta pudimos conocer cuáles han sido las emociones presentadas durante el último año.

El 64,9% de los encuestados manifestó desánimo y desmotivación. Tristeza y llanto frecuente el 38,5%. El 47,1% señaló irritabilidad. Pensamientos recurrentes el 37,1% así como pensamientos acerca del futuro el 58,9% de los encuestados. Pensamientos de acabar con su vida el 10,3%. Sentir miedo a que ocurra algo el 45,1% mientras que el 32,5% señaló haber sufrido de ataques de pánico. Asimismo el 58% de los encuestados manifestó sentir miedo a contagiarse de Covid-19.

 

 

Asimismo el 58% señaló dormir peor que antes, mientras que el 35,6% igual que antes.

 

Diversas han sido las emociones que se han experimentado con mayor frecuencia en las personas en los últimos tiempos, estando más presente en la actualidad debido al estilo de vida.

¿Qué hacer ante está situación?

“Sentirse en calma” aunque parece ser tarea difícil, no lo es, está en cada persona buscar herramientas que aporten un estado de tranquilidad ante situaciones complejas.

Médicos Sin Fronteras, compartió a través de su página web una serie de acciones que permitirán manejar los nervios en tiempos (o no) de Covid.-19.

Entre ellos, mantener una rutina, lo que ayudará a conseguir una sensación de seguridad y control sobre la situación.

Escuchar tu música favorita y si es con los ojos cerrados, mucho mejor. Además, reducir el tiempo de ver noticias en las redes sociales sobre el Covid-19. Es bueno estar informados, pero tanta exposición en ellas hará que el estrés y la preocupación aumenté.

El contacto con los seres queridos es clave en este proceso, aunque estemos en época de distanciamiento, existen aplicaciones que permiten la cercanía de familiares y amigos. Unos minutos al día ayudará a mantener un nivel bajo de estrés.

Hacer ejercicio también será una de las mejores opciones para mantener ocupada la mente y además beneficiar el estado físico. Las meditaciones y técnicas de relajación son la orden del día, desde videos hasta aplicaciones permiten a los usuarios a calmar la mente.

En este sentido, al preguntar a los encuestados que medida han aplicado para mejorar su bienestar emocional, el 73,3% señaló comunicarse a través de llamadas y/o videoconferencias con familiares y amigos. El 37,1% manifestó hacer rutinas de relajación y meditación. Por último el 14,1% de los encuestados dijo haber buscado comunicación con líneas de apoyo.

 

 

¿El psicólogo, un tabú?

Hablar de visitar al psicólogo se ha vuelto un tabú, que cada vez más personas buscan de hacerlo ver como algo normal. “Estoy loco” ó “estás loco” son palabras que se repiten al escuchar nombrar a este profesional.

Ir al psicólogo es como visitar al oftalmólogo para que nos examine la vista. Es quien brinda las herramientas necesarias para mantener estable la salud mental.

Acudir a terapia no es sinónimo de locura, al contrario es indicativo de preocupación y bienestar por sí mismo. Es signo de autocuidado, de avanzar con la vida. Este especialista será tu guía para orientar tu propio autoconocimiento.

El 50,3% de los encuestados señaló haber considerado recibir apoyo psicológico o psiquiátrico mientras que el 49,7% lo rechazó. La diferencia entre ambas variables es mínima, lo que nos hace pensar que de acuerdo a los números anteriores, las personas les da temor visitar a un especialista para el cuidado de su salud mental.

 

 

Es evidente como la pandemia ha afectado la salud mental de las personas. Una montaña rusa de emociones que invaden la mente, llevándola a un sin fin de pensamientos que parecen no acabar. Mantener un estado de ánimo positivo y hacer actividades que ayuden a sentirte bien serán de gran ayuda, no solo para ti, también para tu entorno.