Subastarán los monstruosos autos de la película “Mad Max: Fury Road”

Los autos de Mad Max: Fury Road en uno de los lotes que subasta Lloyds

 

Cuando el cineasta australiano George Miller volvió a su famosa saga post-apocalíptica Max Max con el estreno de “Fury Road” en 2015, la gran mayoría de sus fanáticos quedó maravillada con esa impresionante película de acción que incluía unos automóviles personalizados de un modo casi demencial y que se volvieron tan interesantes como las actuaciones de su elenco encabezado por Charlize Theron y Tom Hardy.

Por: Infobae

Y este jueves la casa de subastas Lloyds anunció que 13 de esos vehículos épicos que han sobrevivido al rodaje estarán disponibles para cualquier persona con el dinero suficiente en una serie de subastas virtuales que se realizarán los días 25 y 26 de septiembre.

 

El Razor Cola, el auto conducido por el protagonista Max Rockatansky

 

El War Rig, el Doof Wagon, el Razor Cola, el Gigahorse y el Nux Car están entre los vehículos incluidos, que una vez autorizada la venta podrán ser enviados a cualquier parte del mundo.

“Las máquinas que se adelantaron al fin de la civilización han sido desenterradas en el mayor hallazgo jamás registrado”, señala Lloyds en la descripción del lote. Y añade: “Nitrosas, nocivas y sin sentido, herederas del infierno, marcan la extraña habilidad del hombre para arrancar la belleza incluso de lo diseñado para la muerte y la destrucción, el arte del poder, el significado de las máquinas”.

 

El Nux Car

 

Los coches de esta película salieron de la mente del diseñador de producción Colin Gibson, quien ideó 150 vehículos de los cuales 88 se consideraron “coches finales” que acabaron en la pantalla, según un artículo de 2015 de Bloomberg. Muchos de esos vehículos estaban destinados a ser destruidos de un modo específico, y algunos sólo eran parcialmente funcionales. Por ejemplo, algunos autos solo iban marcha atrás.

 

El Convoy Car: Elvis

 

Los medios estadounidenses que se hicieron eco de esta subasta advierten que todavía no está claro en qué condiciones se encuentran los 13 vehículos disponibles, si se pueden conducir o no, pero no hay dudas de que muchos coleccionistas van a querer tenerlos en sus garages aunque sea para apreciarlos o exhibirlos.

 

El sitio web de Lloyds muestra todas las ofertas

 

Tampoco se sabe aún cuáles serán las ofertas mínimas, pero Lloyds hizo una aclaración: “Se puede aceptar el pago en cualquier moneda, incluidas las criptodivisas, ya que nos adelantamos al fin de la civilización. Y se puede organizar un envío nitroso y sin complicaciones para cualquier lugar de lo que queda del mundo.”