Piedad Córdoba entró a Colombia desde Venezuela sin registro migratorio

Piedad Córdoba // Tomada de Twitter

 

La exaspirante a la Presidencia quedó grabada cuando, con tapabocas, yeso en un pie e impulsada por un hombre en una silla de ruedas, arribaba al territorio por la frontera con Cúcuta

Por Infobae

La exsenadora Piedad Córdoba fue captada en video mientras entraba al país este lunes 13 de septiembre, hacia las 4:00 p.m., por el puente Simón Bolívar, área fronteriza entre Colombia y Venezuela.

Los hechos ocurrieron específicamente en Villa del Rosario, Norte de Santander, según informaron medios nacionales como el diario El Tiempo y la emisora W Radio, que publicaron en sus portales las imágenes de la también excandidata presidencial entrando por la frontera colombo-venezolana, sentada en una silla de ruedas y con una lesión en una de sus piernas.

Por su parte, informó el periódico citado, Córdoba habría ingresado al territorio nacional incumpliendo el registro migratorio solicitado y, una vez en tierras nortesantandereanas, se montó a una camioneta de placas FYX-972, donde, narra El Tiempo, la esperaban sus guardaespaldas.

Entre tanto, según dijo el diario regional La Opinión de Cúcuta, la exdirigente política habría viajado a Venezuela para reunirse, presuntamente, con funcionarios del régimen de Nicolás Maduro. Sin embargo, no hay información verídica o confirmada al respecto.

Una vez en suelo colombiano y dentro del automóvil mencionado, aseguran los portales, esta se subió y habría sido dirigida al aeropuerto Camilo Daza donde tomó un vuelo que la llevó hasta Bogotá, su ciudad de residencia.

Aunque las autoridades competentes, por el momento, no se han pronunciado al respecto sobre si Córdoba tenía algún permiso especial para entrar por la frontera, se presume que si violó el paso migratorio podría enfrentarse a una sanción administrativa, disciplinaria o judicial.

De acuerdo con La W, la excongresista fue grabada por la Guardia Nacional Venezolana, quienes les hicieron llegar un video en el que se le ve entrando por el puente antes mencionado y con un pie lesionado.

 

La misma Córdoba se pronunció al respecto en su cuenta oficial de Twitter, contó que se “quebró la pata”, agradeció a quienes se solidarizaron con ella, pero no brindó más detalles del supuesto accidente al que se enfrentó.

“Hoy dicen que metí la pata, pero la verdad es que me la quebré. A los que me llamaron y me escribieron les agradezco todo el cariño. Me encuentro bien y sigo pisando firme. Hay Piedad pá’rato”, tuiteó Piedad Córdoba.

Se esperan nuevos detalles en el transcurso de esta semana.

 

HIJO DE PIEDAD CÓRDOBA RENUNCIA AL CONGRESO

No es la primera vez que la figura política, oriunda de Antioquia, causa conmoción en la opinión pública; hace unas semanas, la dimisión del Senado de su hijo, Juan Luis Castro, desató la reacción de los colombianos.

Castro, exsenador del partido Alianza Verde e hijo de Córdoba, renunció a su curul en el Congreso por quebrantos de salud. “Con mucho pesar anuncio mi renuncia al Senado. Desde hace varios meses sufro una serie de quebrantos de salud que me obligan a renunciar. Agradezco el arduo trabajo de un gran equipo que me acompañó, la confianza de mis electores y del Partido Verde”, comentó el médico de profesión.

En su discurso, Castro recordó su trabajo en el legislativo: logró que el río Cauca fuera declarado sujeto de derechos, la suspensión de la venta de ISA y los debates de control político de salud que lideró en el Senado. “Sacamos adelante el paquete de salud mental y medidas saludables del que recientemente celebramos la aprobación de la ley de comida chatarra”, sostuvo.

“Sin duda estar en el Congreso ha sido una oportunidad invaluable en la que junto con mi equipo aprovechamos para trabajar por la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía colombiana. La salud pública nunca ha sido una prioridad del legislativo y es un gran motivo de alegría ver que quedó una ruta trazada. La salud volvió a la agenda del Congreso”, dijo el político.

Sin embargo, dijo que su actual condición de salud no le permite asumir el último año como senador. “No es ético de mi parte continuar recibiendo un salario y mantener un compromiso que sé que no podré corresponder, por tales motivos prefiero dar un paso al costado”, afirmó el hoy excongresista.