El Banco de Venezuela en silencio mientras sus usuarios reportan fallas en su plataforma

People line up to withdraw cash at an ATM machine in Caracas, Venezuela July 26, 2018. REUTERS/Adriana Loureiro

 

 

 

Desde el pasado 15 de septiembre la plataforma online del Banco de Venezuela presenta serias fallas que impide a los usuarios poder acceder sus cuentas para realizar operaciones.

Por LaPatilla.com

La falla no se presenta solo en la página web, a través de los puntos de venta de distintos bancos los usuarios no han podido efectuar compras. En cada comercio reciben la misma respuesta: “la tarjeta del Venezuela no está pasando”.

Ante esta emergencia financiera, la entidad bancaria (a manos de la dictadura chavista), mantiene un silencio aturdidor que tiene en ascuas a todos sus usuarios.

Su último tuit reportando alguna información acerca de esta incidencia fue el pasado 16 de septiembre a las 9 de la mañana, donde publicaron un comunicado y explicaron que “se encuentran trabajando para reestablecer la plataforma en las próximas horas”, sin embargo no detallaron si con “horas” se referían a más de 48 que lleva el servicio caído.

 

 

Gente con dinero, pero sin poder comprar

Esta “incidencia” ocurre exactamente el día 15 de septiembre, un día donde los trabajadores de Venezuela recibieron el pago por su trabajo desempeñado durante los primeros días del mes y no han podido gastar “ni medio” porque la entidad bancaria lleva dos días “resolviendo” un problema que no debió ocurrir.

La etiqueta #bancodevenezuela se posiciona en el lugar número uno de las tendencias en el país, pues cientos de usuarios en las redes sociales han hecho sus reclamos al banco por la imposibilidad de utilizar sus instrumentos de pago.

Usuarios reportan que no pueden realizar ni recibir pago móvil o transferencias, ingresar al portal web, acudir a alguna oficina bancaria (porque están cerradas), pagar a través de punto de venta y los comerciantes con este método de pago de esta entidad no han podido utilizarlo durante dos días, generando millonarias pérdidas en las finanzas comerciales.