El Tiempo: Correos hunden en EEUU a “El Pollo” Carvajal, ficha clave de Maduro

El ex jefe de inteligencia venezolano Hugo Carvajal se encuentra durante su audiencia de extradición a Estados Unidos en el Tribunal Superior de Madrid, España9. Emilio Naranjo / Pool vía REUTERS

 

 

Después de burlar a la DEA y a la Policía española por dos años, ocultándose en las entrañas de Madrid (España), Hugo el ‘Pollo’ Carvajal, el exjefe de contrainteligencia del régimen venezolano, está ejecutando todo tipo de estrategias legales y políticas para frenar su extradición a Estados Unidos, tras su captura el 9 de septiembre pasado.

Por EL TIEMPO

Desde la cárcel de Estremera empezó a ofrecer datos sobre la Eta, las Farc y otra información relevante, con tal de no ser enviado a Nueva York, en donde se le procesa por el tráfico de 5,6 toneladas de cocaína, como parte del llamado ‘cartel de los Soles’.

Desde la cárcel de Estremera empezó a ofrecer datos sobre la ETA, las FARC y otra información relevante, con tal de no ser enviado a Nueva York, en donde se le procesa por el tráfico de 5,6 toneladas de cocaína.

Audrey Strauss, fiscal del Distrito Sur de Nueva York, asegura que además de narcotráfico, Carvajal debe responder por el uso y porte de ametralladoras y dispositivos destructivos en apoyo a conspiraciones de narcoterrorismo.

Además de testimonios, movimientos bancarios e interceptaciones, El Tiempo estableció que Estados Unidos tiene en su poder 34 correos que probarían el rol que Carvajal cumplió como enlace entre el gobierno de Maduro y la guerrilla de las FARC. En los mensajes no solo queda explícita la protección que Venezuela les ha venido brindando sino, además, el suministro de un poderoso arsenal.

Los PC de «Reyes»

“Carvajal es el custodio de los secretos de inteligencia del régimen. Hugo Chávez lo designó para ponerla al servicio del ‘cartel de los Soles’, de la mafia (colombiana y mexicana), de las FARC y del ELN, y para asociarse con fines de financiamiento ilegal a lo largo de la frontera con Colombia”, aseguró el general (r.) de la Policía Juan Carlos Buitrago, quien conoce de cerca ese expediente.

Lea más en EL TIEMPO