El caos se apodera de las estaciones de servicio para surtir gas en Venezuela

Ayer las filas de vehículos en estaciones de servicio de gas vehicular estuvieron más extensas que de costumbre, porque de nueve bombas ubicadas entre los municipios Palavecino e Iribarren sólo abrieron al público tres, ubicadas en Barquisimeto.

Por Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA

Las estaciones de servicio que estuvieron abarrotadas de conductores ayer fueron la bomba Las Trinitarias, al noreste de la ciudad, y fue habilitada a las nueve de la mañana para gas y las colas eran de más de un kilómetro de distancia. La estación de servicio ubicada en la avenida Libertador con Pata ‘e Palo prestó servicio todo el día y La Sindical, en la avenida Libertador, que atiende exclusivamente a funcionarios públicos.

Las bombas Don Bau, en la avenida Libertador, Mergas en la Zona Industrial III y La Pastora en la avenida Las Industrias, a la altura de la Zona Industrial I permanecieron cerradas hasta pasado el mediodía. En el municipio Palavecino, aunque tienen sistema a gas la estación de servicio PDV en la intercomunal Barquisimeto-Acarigua, La Morenita en pleno Cabudare-centro y Santa Elena en Barsoke, ubicado en la Intercomunal Barquisimeto-Cabudare, permanecieron cerradas, según denunciaron usuarios.

“Desde las cuatro de la mañana estoy haciendo cola de gas, ya nos hemos mentalizado que a diario mínimo se pierde toda una mañana o toda una tarde para poder surtir de combustible”, exclamó Carlos Bravo, comerciante.

Jaiser Argüelles, consultado por LA PRENSA, manifestó que la mayoría de las estaciones de servicio con gas permanecen cerradas porque los picos y surtidores se dañan por el exceso de uso ante la alta demanda. “Hay estaciones de servicio, como La Pastora que si uno lleva el carro en la tarde, la presión de gas es muy poca y no rinde”, comentó.

“La escasez de gasolina y también las pocas bombas habilitadas con gas nos mantiene en una incertidumbre constante. Yo procuro hacer la cola para surtir gas dos veces a la semana, y sólo utilizo el carro para emergencias familiares o cuando logro coordinar con los clientes en puntos cercanos por temas de negocio”, comunicó Érika Flores, contadora.

Usuarios del transporte público denunciaron “malos tratos” en estaciones de servicio de gas, al punto que ayer fue inaugurada con este servicio la bomba de Las Trinitarias, y no los atendieron.