Se forma otra depresión tropical en el Atlántico; podría convertirse en la tormenta Sam

Se forma otra depresión tropical en el Atlántico. Podría convertirse en la tormenta Sam

 

 

 

 

La depresión tropical dieciocho se formó en el este del Atlántico y los meteorólogos pronostican que se transformará en la tormenta Sam que luego tendría fuerza casi de huracán este fin de semana.

SONIA OSORIO // EL NUEVO HERALD

El sistema tropical tenía vientos máximos sostenidos de 35 mph (55 Km/h), dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

“Se pronostica un fortalecimiento en los próximos días. La depresión tropical podría convertirse en tormenta el viernes y podría tener fuerza casi de huracán el fin de semana”, detalló.

Según los pronósticos de computadora del NHC a cinco días, el próximo lunes ganaría más intensidad y sería un huracán de categoría mayor en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de 5.

Los meteorólogos de AccuWeather dijeron que hay una variedad de posibilidades hacia dónde se pueda dirigir e instaron a los residentes de Bermuda, Bahamas, la costa este de Estados Unidos y el Atlántico canadiense a monitorear el sistema.

“Se espera una organización y fortalecimiento gradual de este sistema, y eso podría permitir que esté cerca de las Islas de Sotavento como una tormenta tropical o huracán durante la mitad o última parte de la próxima semana”, dijo el meteorólogo en jefe de AccuWeather, Bernie Rayno.

Mientras, la tormenta tropical Peter perdió su batalla contra las condiciones desfavorables en el Atlántico y sus vientos máximos sostenidos disminuyeron a 35 mph (55 Km/h) degradándose a depresión tropical, dijo el NHC.

“Un debilitamiento gradual se espera durante los próximos dos días y Peter será un remanente de una baja presión el jueves”, pronosticó.

El sistema tropical seguía alejándose de las islas Vírgenes y de Puerto Rico.

Peter arrojó de 1 a 2 pulgadas de lluvias adicionales con un acumulado de hasta 9 pulgadas en zonas de las islas Vírgenes, Puerto Rico y la Española (República Dominicana y Haití).

Lee la nota completa en EL NUEVO HERALD