Sexo en la oficina: ¿Merece la pena acostarse con alguien del trabajo?

Imagen de la película El becario

 

En septiembre no sólo los niños vuelven al cole, los adultos también regresan a sus puestos de trabajo. Y es entonces cuando pueden volver a comenzar los problemas conocidos como “líos de oficina“.

Por MARÍA PALMERO / vozpopuli.com

Seguramente muchos de tu trabajo hayan tenido pasiones carnales entre ellos. No importa que tengan pareja, hijos o estén solteros, muchos practican sexo sin ningún tipo de compromiso y les aviva la llama tener un encuentro íntimo en sus lugares de trabajo. Y, según los expertos, la vuelta a las oficinas después de un año y medio está revolucionando el panorama.

Hoy analizamos los pros y contras de estas relaciones que se cuecen en el mismo entorno laboral de la mano de datos y una psicóloga experta en parejas.

Sexo en la oficina: ¿merece la pena acostarse con alguien del trabajo?

Ya sea con jefes o compañeros, tener una aventura en la oficina es arriesgado y los rumores corren como la pólvora. Tanto es así que, según una encuesta de Ashley Madison a 1.799 personas, el 40% de los que afirma haber tenido un lío en el trabajo cree que hubo rumores o al menos sospechas de su amorío.

El roce hace el cariño, y al final pasamos más tiempo con nuestros compañeros de oficina que con la familia. Tener una relación oculta, el morbo de ser descubierto, tomarse un “descanso” entre informe e informe hace que una aventura sea el antídoto para un trabajo aburrido, aunque sabemos que conlleva sus riesgos.

La psicóloga Lara Ferreiro es clara: “¿Realmente merece la pena arriesgar su matrimonio y su trabajo (qué su familia depende económicamente de ello) por una aventura? La respuesta es claramente NO. Mezclar lo personal y lo laboral siempre sale mal a largo plazo. A corto plazo puede parecer divertido, pero a la larga se puede sentir agobiado por la situación generada. Sostener esa tensión diaria es muy estresante para todos”.

La mayoría no se arrepiente

Aunque lo más sensato es hacer caso a lo que advierte la psicóloga Ferreiro, otros datos indican que los que tienen líos en la oficina no se arrepienten.

De hecho, una encuesta realizada por ‘Business Insider‘ a más de 2.500 personas concluyó que tan solo uno de cada diez no volvería a liarse con su compañero y que el 84,5% ha fantaseado con alguno de sus compañeros o jefes. Vamos, casi todos con todos.

Regresando a la encuesta interior y centrándonos en lo laboral, un 55% de los participantes que tuvo un rollo en el trabajo no experimentó ningún cambio en su vida laboral y un 20% afirmó haber sido más productivo gracias al mantener esa llama viva durante sus horas de trabajo.

Entonces… ¿compensa tener una aventura en el trabajo? La respuesta es sencilla: si no te pillan, sí, pero quizá sea muy arriesgada. ¿Tú qué opinas? ¿Alguna vez lo has hecho?