Daca: Lo que debes saber sobre el programa que protege a los “dreamers” de la deportación

Foto vía CNN

 

El programa de Acción diferida para los llegados en la infancia (DACA, por sus siglas en inglés) creado en 2012, protege de la deportación a miles de jóvenes inmigrantes que llegaron o se quedaron en Estados Unidos de manera ilegal antes de cumplir los 16 años. Además, DACA también le ofrece a los beneficiarios, conocidos como dreamers (soñadores) autorización de trabajo.

Por CNN

A diciembre de 2020, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS, por sus siglas en inglés) reportaba un total de 636.390 beneficiarios de DACA, quienes son nacionales de más de 195 países. Una mayoría de dreamers provienen de México (81%), seguido por El Salvador (4%), Guatemala (3%), Honduras (2%) y Perú (1%).

Según la organización Center for American Progress, en promedio los beneficiarios de DACA llegaron a EE.UU. en 1999, a la edad de 7 años, y más de una tercera parte ingresó al país norteamericano antes de cumplir los 5 años.

Sin embargo, DACA no ofrece un camino para la ciudadanía, ya que actualmente existen vías limitadas para permitir que inmigrantes no autorizados adquieran el estatus de residentes permanentes que les da la tarjeta verde o green card, a comparación de los que ingresaron legalmente, por ejemplo, con una visa temporal. Para 2019, alrededor de 76.000 beneficiarios de DACA se convirtieron en residentes legales permanentes (LPR, por sus siglas en inglés). La residencia permanente es una instancia previa a la solicitud de ciudadanía, con el requisito de vivir en el país con este estatus durante cinco años continuos.

A lo largo de los años se han considerado una serie de proyectos de ley para ajustar el estatus migratorio de los beneficiarios de DACA, pero tras el duro golpe que DACA sufrió en 2017 cuando el gobierno del entonces presidente Donald Trump anunció la cancelación del programa, decisión que fue bloqueada por la Corte Suprema, los esfuerzos para ofrecer un camino hacia la ciudadanía no se han materializado.

En marzo, el proyecto de ley llamado Ley de promesa y sueño americano fue aprobada por la Cámara de Representantes. De ser aprobada también por el Senado, esta legislación proporcionaría a los dreamers un camino hacia la ciudadanía, así como para los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) y los beneficiarios de Salida Forzada Diferida.

La ley está en manos del Senado, justo cuando se celebra el noveno aniversario del programa DACA, por lo que la vicepresidenta Kamala Harris pidió a sus antiguos colegas del Poder Legislativo avanzar en un proyecto de ley que le ofrezca a los dreamers un estatus inmigratorio permanente en EE.UU. “Es de vital importancia que proporcionemos un camino hacia la ciudadanía, para dar a las personas un sentido de certeza y seguridad”, dijo Harris.

Sin embargo, a mediados de julio el juez federal Andrew Hanen dictaminó que el programa DACA era ilegal, bloqueando a nuevos y futuros solicitantes, sin cancelar de inmediato los permisos actuales para cientos de miles de personas.

Tras esta decisión, la vicepresidenta Harris le dijo a un grupo de beneficiarios de DACA en la Casa Blanca hoy que la administración está “tomando medidas” para proteger a los dreamers contra la deportación, y señaló que si bien el fallo federal de la semana pasada “no afectará de inmediato a los beneficiarios actuales de DACA, también pondrá a cientos de miles de jóvenes inmigrantes en peligro”.

“Necesitamos que el Congreso cree finalmente un camino hacia la ciudadanía”, y agregó: “Anoche hablé con el Senador Durbin sobre este mismo tema, y ??nos solidarizamos con este tema, que es no se rendirá en esta lucha”.

“A través del Departamento de Justicia de Estados Unidos, hemos anunciado nuestra intención de apelar la decisión, y eso es un proceso”, dijo la vicepresidenta. “Y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha anunciado que propondrá una nueva regla relativa a DACA, que es muy importante porque se trata de la aplicación. El status quo de los inmigrantes jóvenes que viven con incertidumbre [pasando] de un caso a otro es simplemente incorrecto”.

“Quiero dejar claro a los dreamers que están aquí, y a los que están mirando desde casa, esta es su casa, esta es su casa, y los vemos y no están solos”.

A continuación, te explicamos qué es DACA, quién es elegible, y qué modificaciones ha tenido a lo largo de los años.

¿Cómo surgió DACA?

Barack Obama anunció la creación del programa Acción diferida para los llegados en la infancia el 15 de junio de 2012 en un discurso desde la Casa Blanca. Su secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano anunció que se aplazaría la deportación de aquellos menores de 31 años para ese día, que hubiesen llegado a Estados Unidos antes de cumplir 16 años y que hubiesen vivido en el país de manera continua desde el 15 de junio de 2007.

Los beneficiarios pueden permanecer en el país, obtener un permiso de trabajo y obtener un seguro médico de sus empleadores.

¿Por qué se les llama dreamers?

El término dreamers proviene del proyecto de ley DREAM Act, que ofrecía un estatus legal a cambio de asistir a la universidad o unirse al Ejército. Este proyecto de ley fue presentado por primera vez en 2001 y la última versión fue rechazada en el Senado en diciembre de 2010.

Sin embargo, el nombre se quedó y cuando la administración de Trump decidió ponerle fin a DACA, el término dreamer se escuchaba mucho en los pasillos del Congreso.

¿Quién es elegible al DACA?

Para solicitar los beneficios del DACA debes cumplir con los siguientes criterios de elegibilidad:

-Haber sido menor de 31 años de edad al 15 de junio de 2012.

-Haber llegado a EE.UU. antes de los 16 años.

-Haber residido continuamente en EE.UU. desde el 15 de junio de 2007 hasta el presente.

-Haber estado físicamente presente en EE.UU. desde el 15 de junio de 2012, y al momento de presentar la petición de Consideración de Acción Diferida ante el USCIS.

-No haber contado con un estatus legal para el 15 de junio de 2012.

-Estar actualmente en la escuela, haberse graduado u haber obtenido un certificado de finalización de escuela secundaria o un Certificado de Desarrollo de Educación General (GED, por sus siglas en inglés).

-Ser un veterano con baja honorable de la Guardia Costera o de las fuerzas armadas de EE.UU.

-No haber sido condenado por un delito grave, delito menor significativo, o tres o más delitos menores.

-De ninguna manera constituir una amenaza para la seguridad nacional o pública.

Para continuar leyendo, haga clic en el siguiente link.