Habitantes en Ciudad Guayana siguen padeciendo ante la escasez de agua

Las fallas en el suministro de agua siguen siendo una constante en Ciudad Guayana, estado Bolívar. Habitantes del sector Villa Africana, parroquia Universidad en Puerto Ordaz, no escapan de la realidad ante la apatía de los entes gubernamentales.

Por: Corresponsalía La Patilla

Desde hace 3 años, las manzanas 1, 2, 3 y 4, lo que representa un 80% de los residentes de esa zona, no cuentan con agua por tuberías. Situación que se ha extendido a otras calles y urbanismos.

Así lo relató José Herrera , uno de los habitantes afectados, al equipo de La Patilla. Mencionó que se han realizado todas las diligencias pertinentes con representantes de la Hidrológica Bolívar (HidroBolívar) pero no les han dado una respuesta.

“Se han realizado todas las reuniones con la antigua directiva, hemos entregado innumerables comunicaciones y no hemos visto una respuesta satisfactoria. Ellos solo hicieron una supuesta maniobra que nunca dio un resultado positivo”, acotó.

Señaló que aunque han tratado de contactar con la nueva directiva, no lo han logrado. A su vez enfatizó que la situación cada vez empeora.

Precisó que para poder cumplir con el aseo diario, deben acudir a cargar agua de las viviendas que se encuentra en la parte baja. Sin embargo, esta ya no es una opción pues desde hace una semana que tampoco cuentan con el servicio.

Incluso, lamentó que personas de la tercera edad tengan que “cargar tobos”. Del mismo modo, señaló que la otra opción es adquirir los servicios de un cisterna, una o dos veces por semana, dependiendo de la capacidad de los tanques.

“Nos han pedido paciencia pero ya no la tenemos. Estamos en pandemia y se requiere el agua para el aseo. Cada hogar llega a gastar entre 60 y 80 dólares mensual por un cisterna”, añadió.

Así como Villa Africana otros urbanismos de la parroquia Universidad dependen del bombeo del Golfo 7, que de acuerdo a varios reportes de Hidrobolivar se encuentran en constante mantenimiento.

Con respecto a esa situación, Herrera precisó que desde que se inició el problema, vecinos se han encargado de hacer sus propias evaluaciones. Razón por la que explicó que “la problemática no se resuelve con maniobras sino con inversión y dotación de bombas”.

De acuerdo al declarante, en la actualidad el Golfo 7 requiere, según su capacidad instalada, de mínimo tres bombas de 350 HP y solo estaría trabajando con una. “Ellos nos dijeron que desinstalaron una bomba de 350 y colocaron una de 250 para que mejorará el sistema pero no mejoró la fluidez del agua si no que la empeoró”, recalcó.

Ante las evasivas de la hidrológica en la entidad, decidieron tomar las calles como protesta. Acciones que iniciaron desde el pasado 6 de agosto y hasta la fecha, al menos unas tres veces han cerrado la vía principal. Incluso mencionó que tienen previsto una nueva protesta de no obtener una respuesta.