Encuesta LaPatilla: Venezolanos, antiguos receptores de inmigrantes, ahora bajo el asedio de la xenofobia

Expertos temen que haya una ‘estampida’ de migrantes venezolanos por la frontera en los próximos meses.Foto: Julián Ríos Monroy. EL TIEMPO

 

Maletas al hombro, solos o acompañados, kilómetros de andar y una mejor vida en otras fronteras, es la realidad de los migrantes venezolanos los últimos 20 años con la llegada del chavismo al poder. Cada vez son más quienes deciden huir de la crisis social, política y económica de Venezuela.

lapatilla.com

La ONU el pasado 5 de septiembre señaló en un informe presentado en la Plataforma de Coordinación Interagencial de las Naciones Unidas (R4V) que el éxodo de venezolanos supera los 6 millones de migrantes lo que representa un 20% de su población nacional.

De los 6.024.351 de migrantes el 4.978.078 se encuentran ubicados en algún país de América Latina y El Caribe, mientras que en Estados Unidos se registra más de 465 mil venezolanos.

Un informe que generó la reacción inmediata de la opinión pública, debido a las malas condiciones que enfrentan muchos de ellos en las fronteras. Ante esta situación nuestro equipo llevo a cabo una encuesta para conocer la percepción de los venezolanos que se encuentran en el país así como la de los que se han ido en busca de mejores condiciones de vida.

Más de una razón para emigrar

“No es fácil salir de tu país” es una de las frases que se escucha a diario de los migrantes de cualquier parte del mundo. Tener que comenzar una nueva vida en otras tierras se hace cuesta arriba, sin embargo todos salen con un sueño y las ganas de superación, ante la falta de oportunidades en el país que los vio nacer.

Tras las protestas del 2014 la ola de migrantes comenzó su ascenso, siendo el punto más alto la llegada de Maduro al poder y el deterioro en los distintos sectores del país. En este sentido el 67,7% de los encuestados señaló haber emigrado los últimos tres años.

 

Asimismo, de los 32,4% de encuestados que manifestaron no haberlo hecho el 64,6% señaló estar en sus planes emigrar.

 

 

Diversas han sido las razones que ha empujado a estos venezolanos a salir en busca de mejores condiciones, al preguntar a los ciudadanos las razones principales por las que salió o saldría del país el 71,8% parece estar de acuerdo con las mismas, entre las cuales se encuentran, alto costo de la vida, falta de alimentos, medicinas y servicio de salud. Así como alta de oportunidades laborales y de estudio, violencia e inseguridad.

 

 

Asimismo, el 36,2% de los migrantes venezolanos señaló que su situación laboral antes de emigrar era independiente, el 25,8% empleado en el sector privado y el 16,4% empleado en el sector público.

 

 

Un éxodo que sigue en aumento y parece no parar

Un país receptor de emigrantes, se convirtió en la mayor tragedia de la región. Hasta la llegada del régimen chavista, Venezuela fue un país que recibió millones de extranjeros, quienes vieron en el país caribeño la oportunidad de crecimiento que no veían en su país natal, sin embargo la historia de los últimos años cambio.

La hiperinflación, el desabastecimiento y la pobreza, logros del “socialismo del siglo XXI” generó que los venezolanos tomaron nuevos rumbos. Un trayecto migratorio en el cual el 48,8% de los encuestados inició con su grupo familiar y el 27,7% solo.

Asimismo, el 53,5% de los que han salido de Venezuela envían remesas a familiares en el país y un 21,1% manifestó que no.

 

 

El peligro de emigrar

Una ola de violencia se ha desatado en países de la región por la llegada de los venezolanos a su localidad, como Perú y Chile. Este último realizó una manifestación contra los migrantes, el pasado sábado 25 de septiembre en donde colchones, ropa, juguetes infantiles e incluso pañales pertenecientes a un grupo de venezolanos fueron quemados en la ciudad de Iquique, en el norte de Chile.

Sin embargo, la mayoría de los que han emigrado no sufren las mismas consecuencias. En este sentido el 54% de los encuestados manifestó no haber sido víctima de discriminación en el país receptor y solo un 24,9% señaló haberlo vivido.

 

 

Asimismo, al preguntar si consideran razonable el trato que se les ha dado a los migrantes en las fronteras el 45,1% señaló nada razonable y el 27,7% no tan razonable.

 

 

Es evidente como los migrantes venezolanos han tenido que cambiar sus vidas debido a las condiciones que enfrentan en un país sumergido en una crisis a causa del régimen de Maduro, quien además parece no alarmarle la cifra de ciudadanos que cada vez se hace mayor.