¡Preocupante! Aumentan los casos por mordeduras de serpientes en Guárico

 

Los casos por mordeduras de serpientes siguen aumentando en comunidades de Guárico, en especial en las rurales, así como la escasez de suero antiofídico, que se extiende por todo el territorio nacional.

Por: Corresponsalía La Patilla

Durante las últimas horas, familiares de Nairimar Ruiz de 26 años de edad, quien se encuentra recluida en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Dr. Rafael Zamora Arévalo en Valle de la Pascua, están solicitando este insumo con urgencia para mantener a la joven con vida, luego de ser picada por una coral la noche del domingo 3 de octubre.

A su vez, el pasado mes de septiembre, una niña de dos años de edad también fue atacada por una cascabel en el caserío Cerro Verde, perteneciente a la parroquia Paso Real de Macaira del municipio José Tadeo Monagas, además de otra menor de 9 años por una mapanare en la capital guariqueña, San Juan de los Morros. Ambas fueron tratadas con suero antiofídico, encontrándose fuera de peligro.

De acuerdo al mayor Luis Contreras, representante de los Bomberos del Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA), Guárico es una de las entidades llaneras más afectadas por mordeduras de serpientes, con casi 700 casos de picaduras anualmente.

“Con la situación de crisis que atraviesa el país, acceder al suero antiofídico es cada día más difícil debido a su alto costo. La producción del laboratorio Biotecfar, asociado al Centro de Biotecnología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Central de Venezuela (UCV) ha mermado, ya que el 70% de los insumos que se utilizan para elaborar el antídoto son importados”, expresó.

De igual forma, el experto señaló que la crisis de la gasolina y el gas doméstico ha incidido en el aumento de las cifras, ya que las personas cuando se encuentran en las colas para surtir combustible en áreas agrarias “hacen sus necesidades en el monte y son mordidas. También hemos recibido informaciones de ciudadanos que se van al campo a cortar leña para cocinar y también los muerden, tanto niños como adultos”.

El mayor Contreras advirtió que la escasez de gasolina retrasa el traslado de los pacientes hacia los centros de salud y en algunas ocasiones, recorren hasta tres estados para conseguir el producto.

“Tras una mordedura de serpiente, debe colocarse el suero antiofídico al enfermo en un lapso de seis horas, porque si no puede generar secuelas como la amputación de sus miembros o insuficiencia renal”, explicó.

Contreras, quien tiene más de 20 años trabajando con este tema, recalcó que Venezuela registra una tasa anual de 8.000 mil eventos de mordeduras de culebras, de los cuales fallecen entre 50 y 70 personas.