¡EN RUINAS! La desidia y la falta de combustible apagaron las centrales termoeléctricas en Carabobo

Corresponsalía LaPatilla.com

 

 

 

Las fallas en el suministro de energía eléctrica son constantes en los 14 municipios del estado Carabobo. Los cortes no programados pueden repetirse varias veces al día y extenderse hasta por más de cinco horas afectando la rutina de los ciudadanos y la actividad comercial. Para cubrir la demanda se necesitan 750 megavatios, pero solo se generan 80 megavatios.

Por: Corresponsalía LaPatilla.com

La falta de mantenimiento, desinversión en equipos y escasez de combustible provocó que se apagara el parque térmico de Carabobo, situación que se traduce en un déficit de generación de energía eléctrica y por ende, en un servicio de baja calidad. Esta es la apreciación del coordinador de la comisión de energía eléctrica del Centro de Ingenieros del estado Carabobo, Isnaldo Jiménez.

Detalló que pese a que Carabobo tiene una capacidad instalada para generar más de 3.500 megavatios entre Planta Centro (2600 mw/h), Termocentro (676 mw/h) y Pedro Camejo (300mw/h), actualmente solo aporta unos 80 megavatios provenientes de esta última planta que opera cuando dispone de gas para funcionar. “La falta sistémica de combustible afecta la generación en plantas térmicas, lo cual perjudica el servicio continuo de suministro de energía”, afirmó.

Jiménez puntualizó que la generación de electricidad en Planta Centro, la termoeléctrica más grande de la región, está en cero. Tiene seis máquinas instaladas, de las cuales las dos primeras suman más de 13 años sin funcionar por falta de gas.

El 6 de noviembre de 2020, el ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica del régimen chavista, G/J Néstor Reverol, realizó una supervisión en la Central Termoeléctrica Planta Centro y Termocarabobo II, como parte del plan de inspecciones a toda la infraestructura del Sistema Eléctrico Nacional.

A través de su cuenta oficial en la red social Instagram, Reverol dijo que en las centrales, ubicadas en el municipio Juan José Mora del estado Carabobo, “fueron revisados todos los espacios de las dos plantas más importantes del centro del país, donde realizamos un diagnóstico de los procesos para aumentar la generación termoeléctrica de la nación”.

De acuerdo a los cálculos del ingeniero Jiménez, en la entidad se necesitan aproximadamente 750 megavatios (mw/h) para cubrir la demanda de energía eléctrica en los 14 municipios. Sin embargo, el estado solo genera entre 10% y 15% de la carga requerida, mientras que el resto proviene del sistema interconectado de la hidroeléctrica El Guri, en el estado Bolívar. Destacó que si la Zona Industrial de Valencia estuviese 100% operativa, la carga eléctrica requerida sería mayor.

Transacciones fallidas

Pasar puntos de ventas, facturar o realizar pago móvil se ha convertido en una odisea para los negocios carabobeños. El presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, Lorenzo Araujo, explicó que cuando se interrumpe el suministro de energía eléctrica en la zona donde está la interconexión, ya sea del servidor o del proveedor de internet, a los clientes se les complica concretar la compra.

“Aun teniendo la electricidad normal en el local, conseguimos que en muchos sitios de la ciudad hay apagones, lo que hace que se dificulte muchísimo la comunicación de los datos para lo que es el procesamiento de las compras de los clientes”, aseguró.

Araujo mencionó que luego del apagón nacional ocurrido el 7 de marzo de 2019 que se extendió por casi cinco días, los comerciantes compraron plantas eléctricas. No obstante, la escasez de gasolina y gasoil que se registra en el estado dificulta encender los equipos que requieren del combustible para funcionar, lo que ha llevado a utilizar la planta eléctrica solo en caso de una gran emergencia.

Además, señaló que la falta de combustible limita el desplazamiento de los clientes al momento de acudir a un local para abastecerse de los bienes que necesitan, situación que incide en la disminución de la actividad comercial.

Saturación del servicio

El coordinador de la comisión de energía eléctrica del Centro de Ingenieros del estado Carabobo, Isnaldo Jiménez, aseveró que el servicio de energía eléctrica en la región está saturado, producto de las migraciones.

De acuerdo a los datos que maneja, en los últimos 11 años, Carabobo pasó de tener 500 habitantes a 800 habitantes por kilómetro cuadrado. Aseguró que la red del sistema eléctrico no está adecuada para atender ese crecimiento poblacional. “La saturación del servicio en Carabobo tiene secuelas por la migración de 1.300.000 personas en los últimos 11 años. Esto afecta en forma crítica a todos los servicios públicos”, agregó.

 

Corresponsalía LaPatilla.com

 

El ingeniero mencionó que otra de las problemáticas que incide en la prestación del servicio eléctrico es la falta de personal calificado para atender las averías.

Según información aportada por una fuente ligada a Corpoelec en Carabobo (quien pidió resguardar su identidad por temor a represalias) indicó que en los últimos años ha renunciado cerca de 50% de la nómina por los bajos salarios e incumplimiento de beneficios laborales. Dijo que actualmente cuentan con una plantilla de aproximadamente 1.200 empleados.

Afirmó que dar respuesta a una comunidad es un reto, debido al déficit de insumos y vehículos. Apuntó que para el mes de abril de este año, solo dos vehículos estaban operativos de los 10 vehículos que funcionaban en el área de transmisión.

Subestaciones vandalizadas

“Comenzó a llover, ya debe irse la luz”, es la frase que repite Antonio Araujo, habitante del municipio Naguanagua, cada vez que hay precipitaciones. Para él es habitual que al caer la lluvia, se interrumpa el suministro de energía eléctrica.

El ingeniero Jiménez explicó que esto ocurre porque los transformadores y demás equipos de las subestaciones carecen de un sistema de protección ante condiciones climáticas adversas. Denunció que las subestaciones eléctricas han sido violentadas y los sistemas de puesta a tierra y atmosférica han sido hurtados para comercializar el cobre, por lo que las subestaciones se encuentran desprotegidas.

Para el diputado por el estado Carabobo a la Asamblea Nacional legítima, Ángel Álvarez, es necesario incorporar al sector privado en el manejo del Sistema Eléctrico Nacional. “Ratificamos que se debe retornar a la participación mixta del sector público con el privado. Durante décadas hubo ejemplos de gerencias exitosas, tales como la Electricidad de Caracas y Valencia, que luego del arrebato por parte del oficialismo, nos llevaron a este punto de colapso”, expresó.

Lamentó que los carabobeños pierdan sus artefactos eléctricos a causa de las reiteradas fluctuaciones del servicio, por lo que exigió al Estado una indemnización por los daños ocasionados.

El parlamentario precisó que se debe recuperar la generación térmica para evitar depender de la Hidroeléctrica Guri y así fortalecer el Sistema Eléctrico Nacional. “Nuestro país tiene una sobredependencia de Guri en materia eléctrica. De ahí la fragilidad y el riesgo. Es una prioridad la recuperación de las termoeléctricas a nivel nacional como Tacoa, Planta Centro y Termozulia”.

El ingeniero Jiménez afirmó que para mejorar el Sistema Eléctrico Nacional es necesario solventar la escasez de combustible con el objetivo de volver a encender el parque térmico en Carabobo. Mencionó que también se debe invertir en el mantenimiento de equipos y contratar mano de obra calificada.

Consideró importante la descentralización de la toma de decisiones para que se puedan implementar mecanismos específicos orientados a mejorar la calidad del servicio en la región.