León Sarcos: Frases célebres en días confusos

Para la oposición:

 La política, como el amor para Canetti: una serpiente de dos cabezas que se vigila sin cesar.

– Para alacranes y afines: Un estomago decente dice más que una cabeza. Karl Kraus

El viejo muerde con los años en vez de con los dientes. Elías Canetti

La imaginación es más importante que el conocimiento. Albert Einstein

El que lucha por conseguir la fama está perdido. Lo que importa es la eficacia de las ideas. Elías Canetti

La vida es muy peligrosa, no por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a verlo. Albert Einstein

Para el gobierno:

Los ideales tienen, entre otras extrañas propiedades, la de transformarse en totalmente lo contrario, cuando pretenden aplicarse escrupulosamente. Robert Musil

Dos cosas son infinitas: la estupidez humana y el universo: y no estoy seguro de lo segundo. Albert Einstein

Locura es hacer la misma cosa una y otra vez (la reconversión monetaria) esperando obtener resultados diferentes. Albert Einstein

Ninguna cosa impuesta por la violencia es duradera. Paul Valery

La violencia lleva implícita en sí misma la debilidad. Paul Valery

Lo que más irrita a los tiranos es la imposibilidad de poner grilletes al pensamiento de sus subordinados. Paul Valery

Para todos. Woody Allen

Las dos palabras más bellas de nuestro idioma no son: ¡Te amo¡, sino: ¿Es benigno?

Lo quiero como a un hermano: como Caín amó a Abel.

Todos los hombres son mortales. Sócrates era mortal. Por lo tanto, todos los hombres son Sócrates. Lo que significa que todos los hombres son homosexuales.

Solo el arte es controlable. El arte y la masturbación. Dos campos en los que soy un experto.

No te metas con la masturbación, es tener sexo con alguien a quien amo.

Eres el mejor amante que he tenido. 

-Practico un montón cuando estoy solo.

Cuando escucho a Wagner, me dan ganas de invadir de nuevo a Polonia.

Para todos. Baudelaire

El amor es un crimen que no puede realizarse sin cómplice

El más irreprochable de los vicios es hacer el mal por necedad.

Lo que hay de embriagador en el mal gusto es el placer aristocrático de desagradar.

-Dios es el único ser que para reinar no tuvo necesidad de existir.

-La más hermosa de las jugadas del Diablo es persuadirte de que no existe.

Para todos. Cioran

-El orgasmo es un paroxismo; la desesperación, otro. El primero dura un instante; el segundo una vida.

-Para Ud. que ya no tiene la libertad, la libertad es todo. Para nosotros, que sí, es meramente una ilusión.

-No son los males violentos los que nos marcan, sino los males sordos, los insistentes, los tolerables, aquellos que forman parte de nuestra rutina y nos minan meticulosamente como el tiempo.

-El insomnio es una lucidez vertiginosa que convertiría al paraíso en un lugar de tortura.

-Contra la obsesión de la muerte, los subterfugios de la esperanza se revelan tan ineficaces como los argumentos de la razón.

Varios

-El lenguaje no es el aya del pensamiento, sino la madre; la idea vive porque se toma de la palabra; la ciencia es un análisis de aspectos y el arte síntesis de la luz. Karl Kraus

-Amo demasiadas cosas. Debería amar aún más. Elías Canetti

-La educación es lo que queda después de haber olvidado lo que se ha aprendido en la escuela. Albert Einstein

-La educación profunda consiste en deshacer y rehacer la educación primera. Paul Valery

-Para entender todo es necesario olvidar todo. Máxima budista

-El misterio es la cosa más bonita que podamos experimentar. Es la fuente de todo arte y ciencia verdaderos. Albert Einstein.

-Hay tres cosas que no pueden ocultarse por mucho tiempo: el sol, la luna y la verdad. Máxima budista

-No sé cómo será la III Guerra Mundial, pero sí la IV, a piedras y a palos. Albert Einstein

-Conquistarse a sí mismo es una tarea más grande que conquistar a otros. Máxima budista

-¡Vamos!!En pie!! ¡Surge! ¡Escucha! ¡Despierta! Rompe tus cadenas; sé. Sal de las sombras. Arráncate de la noche; emerge; ¡En pie! ¡En pie! ¡Endurécete! Que aparezca tu fuerza. Y que tus ojos sean una corona de los más claros ojos. Coronate. Compón tu mirada. Siéntete todo el instrumento de este día que empieza y del acto que llama.

Pero no para salir a votar y degradar el acto sagrado de elegir libremente sino para retomar y rendir honor a esa idea anterior de Paul Valery, y gritar con arrechera: ¡Abajo cadenas!

 León Sarcos, octubre 2021