¡Inhumano! Enfermeras denuncian pésimas condiciones laborales en dispensarios de Margarita (FOTOS)

Hospital Luis Ortega de Porlamar, estado Nueva Esparta / Foto El Universal

 

 

Si las condiciones en el hospital central Dr. Luis Ortega en la isla de Margarita son malas, basta con imaginar lo que sucede puertas adentro de los dispensarios en las poblaciones más apartadas de Porlamar.

Por Hazel Guédez / Corresponsalía LaPatilla.com

Ana Orasma, delegada nacional del Colegio de Profesionales en Enfermería de Nueva Esparta, se refirió a las condiciones deplorables en las que se encuentran los centros de salud en los municipios Gómez y Marcano, al norte de Margarita.

Precisó que en el ambulatorio de Altagracia en el municipio Gómez desde hace más de un año no funcionan los aires acondicionados de las áreas de descanso del personal médico y de enfermería.

 

Foto: Corresponsalía LaPatilla.com

 

También mencionó que hace unas semanas se paralizaron los acondicionadores de aire de la sala de emergencia, lo que les preocupa enormemente puesto que pudiera desencadenar cuadros de infección en esa importante área del ambulatorio.

Orasma afirmó que el calor es sofocante, por lo que es imposible prestar una óptima atención a los pacientes. Resaltó que ese ambiente tan caliente está generando estados de ansiedad e irritación en la piel en el personal, especialmente en los de la tercera edad que son los más vulnerables. “El talento humano tiene toda la disposición de trabajar aun con las fallas y ausencia de insumos, pero las condiciones no son las adecuadas”.

 

Foto: Corresponsalía LaPatilla.com

 

Por otro lado, acotó que ante la falta de aires acondicionados en el área de descanso del personal de enfermería, han optado por dormir en el espacio de los médicos.

Otro centro sobre el que hizo especial énfasis es el de La Sabaneta, en el municipio Marcano, donde las condiciones son peores. Allí el techo de machimbrado está cediendo por la falta de mantenimiento, lo que constituye una amenaza latente para pacientes y personal.

En ambos ambulatorios, las camas y demás enseres de las áreas de descanso están en pésimas condiciones.