¡Basura por todos lados! Convierten en improvisados vertederos calles y aceras de Aragua

 

Desde hace meses, la acumulación de desperdicios en varios municipios de Aragua representa un problema de insalubridad permanente para la gente que está expuesta no solo a los malos olores y a la incomodidad de esquivar cerros de desechos atravesados en espacios públicos, sino también a enfermedades.

Por Carmen Elisa Pecorelli / La Patilla

En cada esquina, calle y avenida de muchas comunidades aragüeñas se observa una enorme acumulación de desperdicios, lo que ha propiciado la proliferación de roedores y moscas. A pesar de que se ha denunciado innumerables veces esta situación, las instituciones encargadas del servicio de aseo no han resuelto nada.

En Maracay existe un solo vertedero, el de San Vicente, el único formal a nivel municipal. Sin embargo, han sido muchas las denuncias sobre este lugar, ya que es dominado por grupos irregulares que desafían a las autoridades locales, lo que ha ocasionado enfrentamientos y problemas para trasladar la basura hasta el vertedero.

Los municipios Ribas, Zamora, San Sebastián, Alcántara y Sucre también cuentan con sus vertederos que, según los habitantes de esas zonas, están ubicados en áreas muy lejanas, donde reina la inseguridad. Como el servicio de recolección es irregular, eso trae como consecuencia la aparición de improvisados vertederos a cielo abierto en los mencionados municipios.

En la mayoría de estas comunidades, las personas con pocas opciones a la mano, han decidido transformar algunos espacios públicos en vertederos y en plena vía pública queman los desperdicios para evitar que quienes hurgan en la basura puedan ingerir restos de alimentos en estado de descomposición.

Hace aproximadamente un año en el municipio Revenga del estado Aragua hubo varias muertes luego de que una familia consumiera unos tubérculos contaminados que se encontraban en el vertedero de la zona. Estas son algunas de las tragedias que han ocurrido en la región por la falta del servicio de recolección y distribución de la basura.

Entre roedores y basura

 

 

Lisbeth Hernández vive en el municipio Ribas, específicamente en el sector Bella Vista. Allí también falla la recolección de desperdicios, y con los improvisados vertederos en las calles y aceras, han proliferado muchas enfermedades que afectan a los habitantes de la zona. Las ratas, las moscas y el mal olor son parte de la cotidianidad y no hay quien resuelva este problema.

En Maracay han sido varias las denuncias presentadas por los habitantes de diversos sectores, quienes aseguran que el servicio de recolección de desperdicios no es frecuente y genera insalubridad en las zonas.

Stalyn Requena afirmó que en su comunidad del 23 de Enero en cada esquina hay basura. Han hecho reiterados llamados a través de diversos canales y no hay solución. Por esa razón exigió al alcalde chavista de Maracay impuesto por Marco Torres, Rafael Morales, a poner mano dura en esta situación.

Las costas aragüeñas no escapan de esta situación. Los habitantes de Ocumare de la Costa en el municipio Costa de Oro, se quejaron del mismo problema de la basura que se presenta en los sectores de El Playón, La Boca, Cata, entre otros.

Desde la Fundación Azul Ambientalista, Gustavo Carrasquel también denunció la existencia de un vertedero a cielo abierto en plena costa. Aseveran que allí pasan hasta tres meses de acumulación de basura, razón por la cual los vecinos se ven en la necesidad de quemar los desperdicios. El resultado es que muchas personas están padeciendo enfermedades respiratorias.

La situación también afecta a ríos y playas de la región que han sido contaminados, específicamente por las personas que lanzan indiscriminadamente cualquier desecho, perjudicando a la flora y fauna del ecosistema.

Plan para Maracay

 

 

El ingeniero municipal de Girardot, José Quijada, informó que actualmente se ejecuta un proceso de recuperación del parque automotor que se usa para el servicio de recuperación de desechos y residuos sólidos en Maracay y Choroní.

Existe un plan de recolección de basura una vez por semana en cada sector de la ciudad, y en las avenidas dos veces por día. En las avenidas principales se recoge hasta 94 mil kilos de basura diariamente, lo que representa el 30% del total de desechos generados en el municipio Girardot.

Quijada informó que serán sancionadas aquellas personas que coloquen la basura en espacios públicos de esparcimiento. Aclaró que esperan que a finales del mes de octubre puedan recuperar gran parte del parque automotor y se incremente a dos veces por día la recolección de los desechos sólidos.

Desperdicios agravan crisis humanitaria

 

 

El diputado de la Asamblea Nacional, José Trujillo, fue enfático al asegurar que cada vez es más preocupante y grave el tema de la acumulación de basura en la región. “Ya estamos viendo conductas que veíamos en el Tercer Mundo como la recolección de basura en camiones volteos. No solo se contamina el ambiente, sino también las personas que laboran en el proceso”.

También denunció que quienes laboran en la recolección de basura no poseen los elementos necesarios de bioprotección y eso atenta contra la salud de los trabajadores.

Por esa razón informó que han elevado la denuncia a nivel regional y nacional a fin de que se tomen las medidas pertinentes, ya que la recolección de basura se realiza unas tres o cuatro veces al mes por urbanización. Esta situación incrementa la proliferación de roedores e insectos. “Estamos en una crisis humanitaria compleja y esto lo agrava con el surgimiento de enfermedades gastrointestinales”, afirmó el parlamentario que preside la subcomisión de salud de la Asamblea Nacional.

Por su parte, el doctor Pedro Rodríguez, especialista en Gerencia de Salud Pública, aseguró que hay muchas patologías generadas por la quema de basura. Asma, bronquitis y faringo amigdalitis son las enfermedades más comunes en medio de esta realidad.

También alertó acerca de la contaminación de suelos, aguas y aire. Precisó que es muy preocupante la exposición a bacterias, hongos y parásitos, sobre todo en aquellas personas que hurgan en la basura y comen alimentos descompuestos. Cada vez es más frecuente la proliferación de moscas, mosquitos, ratas y ratones, que son transmisores de virus y bacterias. Por eso es muy importante aplicar medidas que permitan la eficiente recolección de desperdicios en la entidad.