La peculiar historia del billete de dos dólares y la suerte que da a quién lo posea

Billete de dos dólares. Foto: Cortesía.

 

Sin duda el dólar es la moneda más famosa e importante a nivel mundial. Durante este año se ha visto el impacto que el dólar puede tener en los países que están en pleno desarrollo, donde la cotización del dólar ha alcanzado precios históricos debido a los estragos de la pandemia y a la inestabilidad política de los países.

Por Infobae

Respecto a la fama del dólar, hay un monto que no pasa desapercibido por todo aquel que lo posee, se trata del billete de 2 dólares, que es bastante difícil de encontrar.

Este billete alcanzó gran popularidad en el mundo, pues crecieron rumores y dichos sobre él y es que según varias personas la suerte llegó a sus vidas cuando tenían un billete de dos dólares en su poder.

Tan fuerte han sido los rumores, que se hicieron documentales sobre él, uno de ellos es “The Two Dollar Bill Documentary” o en español, “Documental del Billete de 2 Dólares”, creada por el estadounidense John Bennardo.

HISTORIA

Conozcamos un poco más sobre la historia de este billete. Su primera impresión fue en 1862 y dentro tenía la imagen de Alexander Hamilton, quien fue el primer secretario de Tesoro de Estados Unidos.

Luego en 1869, el billete pasó por una renovación de diseño y Hamilton quedaría atrás, tomando su lugar (en el billete), el expresidente Thomas Jefferson, cuya imagen se mantiene hasta el día de hoy.

Sin embargo, la emisión de este billete (US$2) ha sufrido paralizaciones a lo largo de la historia, pues hubo una época en la que se imprimieron demasiados billetes de 1 y 2 dólares y el más usado fue el de $1, dejando de lado a su predecesor. Luego de ello vino la Gran Depresión (1929) y por ende su uso disminuyó mucho más. Con el tiempo las personas ya estaban acostumbradas a usar otras denominaciones y por ello dejaron de imprimirse.

Con ello, comenzaba a ser poco común ver en circulación este tipo de billete y ya se daba inicio y espacio a la superstición.

¿SUERTE?

Es así que en los años 60, el astronauta John Gleenen, hizo un vuelo orbital. El soporte terrestre enrolló en los cables de la nave espacial billetes de 2 dólares, los cuales fueron envueltos con deseos de buena suerte. Así comienza a tomar forma la creencia de la buena fortuna asociadas al billete.

En 1976 se volvieron a imprimir como parte de la celebración de la independencia de Estados Unidos (cumplía dos siglos). Eso sí, se tomó en cuenta que la cantidad a imprimir sea mínima por su bajo uso.

En el nuevo milenio, para ser más exactos en el 2003, la Reserva Federal de Estados Unidos (FRB) ha vuelto a reimprimir esta denominación pero en cantidades bajas.

Hasta el 2007 se conoció que habían US$1,5 millones en billetes de dos dólares en circulación.

Una de las figuras que causó revuelo señalando ser acérrimo creyente de esta denominación ha sido el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien bajo palabras propias anunció que el billete de 2 dólares es su amuleto de la suerte, pues se lo regaló un “paisano” en Estados Unidos.