Continúa el chantaje: Estudiantes que no estén inscritos en el Sistema Patria no pueden acceder al pasaje preferencial

Foto referencial: Transporte / Pasaje estudiantil

 

 

 

Desde finales de 2016 se encuentra suspendido el subsidio al pasaje estudiantil en Venezuela. A partir de entonces, la comunidad de estudiantes ha debido pagar sus pasajes al costo establecido por los gremios de transportistas. De acuerdo a la última actualización oficial del Canal Patria Digital en Telegram, las “Becas Universitarias” – otorgadas solo a quienes están registrados en el Sistema Patria – son de apenas 3,5 BsD al mes.

Por Corresponsalía LaPatilla.com

En Mérida, por ejemplo, un pasaje corto cuesta 0,60 bolívares a la fecha de esta publicación. Por lo tanto, este bono alcanza apenas para casi seis pasajes en todo un mes.

Como parte del censo para el regreso a la modalidad del pasaje estudiantil, el pasado 29 de septiembre inició en Mérida el proceso de registro, convocado por el Ministerio del Transporte, la Federación Venezolana de Estudiantes Universitarios (FVEU) –asociación paralela, y partidaria del chavismo – y el Fondo Nacional para el Transporte Urbano (FONTUR).

Edson Perozo, dirigente estudiantil, informó mediante sus redes sociales que la semana pasada atendieron a 880 estudiantes, de los que se inscribieron a 746 en el sistema. Esta semana continúa el registro. Sin embargo, cabe acotar que el requisito principal para optar al beneficio es estar inscrito en el Sistema Patria.

El método de pago del pasaje estudiantil está conectado a la plataforma digital Veticket, la cual está vinculada al Sistema Patria. Por lo tanto, hasta ahora “quienes no estén inscritos en el Sistema Patria, no pueden registrarse”, aclaró Tony Yépez, dirigente estudiantil y uno de los organizadores de la convocatoria en Mérida.

En otras ocasiones, distintas organizaciones defensoras de derechos humanos han denunciado que la asignación y pago de recursos a través de la plataforma Patria es un procedimiento discriminatorio y excluyente.

La ONG Aula Abierta explica que estos hechos violentan la libertad académica y la autonomía universitaria desde hace años, evidenciadas en la asfixia que ejerce el Estado al presupuesto de las universidades y las precariedades de los servicios institucionales, como el comedor estudiantil.

“Casi que están obligando a los estudiantes a registrarse en el Sistema Patria para obtener un beneficio. Me parece que está muy mal que solo quienes están registrados en la plataforma pueden acceder a este derecho”, expresó Yorman Guaje, estudiante de la Universidad de Los Andes.