¡Suero antiofídico no hay! Unos 250 casos de mordeduras de culebras se han registrado este año en Lara

La proliferación de serpientes en las comunidades del estado Lara va en ascenso, engrosando la lista de casos de mordeduras no registradas por las autoridades del Estado venezolano.

Por: Yanitza Martínez La Patilla

En alerta se mantiene la población de esta región y con el temor latente ante la escasez de suero antiofídico en todo el país. Lara estaría entre los cinco estados del país con el mayor número de casos por mordeduras de serpientes al año, antecedida por Amazonas, Apure, Táchira y Barinas, registrando hasta la fecha de manera extraoficial más de 250 casos, sin contar con que nada más el pasado sábado 9 de octubre, cinco personas fueron mordidas por culebras en varios municipios de la entidad larense.

Magister en Ciencias Ambientales y docente de la UCLA, Hildembrando Arangú

Asegura el Magister en Ciencias Ambientales y docente de la UCLA, Hildembrando Arangú, que la única empresa encargada de la elaboración del antídoto es Biotefarm, pero que en los últimos años, ha disminuido la adquisición de dosis por parte del Ministerio de Salud venezolano. En años anteriores esta empresa producía no menos de 14.512 dosis de suero antiofídico al año.

Eso sin lugar a dudas, ha aumentado el índice de mortalidad por mordedura de serpientes en el país puesto a que el único que se produce en Venezuela es el polivalente que no sirve para personas que son mordidas por corales y para ese tipo de casos, deben traer el suero importado desde Costa Rica o Brasil.

Agrega el experto en ciencias ambientales que actualmente, desde la Universidad Experimental Francisco de Miranda en Coro, se encuentran produciendo un suero polivalente el cual se está en su fase experimental y el mismo no requiere de una cadena de frío.

Sobre las estadísticas de morbilidad en la región larense, Arangú detalla que no hay una estadística oficial por parte de las autoridades nacionales por lo que no se conoce a ciencia cierta el número exacto, más allá de lo reportado a través de las redes sociales.

Sin embargo, enfatiza que la cifra no ha presentado ninguna variación en cuanto a mediados de los años 80, donde Lara registraba unos 250 casos de morduras de culebra al año.