¡Apartheid revolucionario! Usuarios del Saime en Maracaibo denuncian trato discriminatorio para quienes no son chavistas

 “Hasta cuando, mijo, seguís pasando a los que pagaron. Ya está bueno son las 11:00 de la mañana y para sacar cédula no has pasado a nadie”. Esto exclamó una usuaria en cola en el Saime de Valle Frío en Maracaibo que llegó a las 3:30 de la madrugada a hacer cola para renovar su cédula.

Por Corresponsalía La Patilla

Los usuarios de la oficina del Saime en Valle frío se quejan de la pésima atención, maltrato y horas de espera para poder gestionar cédulas o pasaportes. La mañana de este jueves reportaron la caída del sistema en más de cinco ocasiones, lo que a juicio de los funcionarios retrasa el proceso.

Sin medidas de bioseguridad por parte de la institución, deben esperar en una fila los usuarios que desean gestionar cédula, cambiar usuario o contraseña en el portal web para solicitud de pasaporte o prórroga.

Denuncian, además, que hay preferencias entre los usuarios dependiendo de cuánto dinero posees. Un ciudadano informó que llegó a las 4:00 de la madrugada a la cola y no tiene cómo cancelar los $25 que cobran por “debajo cuerda” para renovar la cédula de identidad. Debe aguantar sol, sed, vejación y tener mucha suerte para ver si puede renovar. Expresó que desea votar el próximo 21 de noviembre.

Una usuaria que no quiso identificarse por temor a que le nieguen la entrega del pasaporte, dijo que pagó $300, de los cuales $250 son para su pasaporte y $25 por las cédulas de cada una de sus hijas. “No es lo correcto, lo sé, pero vine cinco veces, madrugué y la suerte no me acompañó. Per ahora como pagué solo demoré 20 minutos. Entramos, consignamos y listo. Las cédulas y el pasaporte me lo llevan a la casa. Esta es la corrupción que vivimos: el que no pague a los gestores pasa meses para obtener un documento, tal vez años”.

El señor Raúl vende cepillao a las afueras del Saime. Informó que hasta la 1:00 pm atienden a los que hacen cola. “Al mediodía llegan los consejos comunales con los chavistas. A esos se las sacan rapidito, no hacen cola y lo mejor se la llevan de una vez. Los demás maracuchos deben volver en 15 o 20 días a gastar pasajes. Yo no sé hasta cuándo será esto en este país. Todo es la política”, se quejó.