“El juego del calamar”: Nueve pistas que revelaban la verdadera identidad del jugador 001

Foto vía Excelsior

 

El Juego del Calamar, la ficción surcoreana que se ha convertido en un fenómeno global y en el estreno más visto en la historia de Netflix, está cargada de sorpresas, revelaciones y giros inesperados… aunque en algunos casos los avisos fueran muchos y evidentes.

Por Excelsior

Es el caso de Oh Il-nam, el anciano jugador 001 que tras su apariencia escondía una de las revelaciones más impactantes del final de la temporada… de la que la serie ya fue dando señales.

Tal y como sabrán todos aquellos que hayan visto los nueve capítulos de El Juego del Calamar, finalmente tras el anciano jugador se esconde el Anfitrión, es decir, el adinerado organizador de la macabra competición en la que cientos de personas con dificultades económicas se juegan su vida a cambio de un importante premio económico.

Toda la historia que contó el jugador más veterano de la competición a sus compañeros era falsa… salvo un detalle: el magnate no mintió al revelar su estado de salud: es un enfermo terminal que, de hecho, acaba muriendo en el último capítulo en la cama de un lujoso edificio.

Pero la revelación de la verdadera identidad del jugador 001, que la serie presenta a espectador al mismo tiempo que la descubre el protagonista, ya se había dejado adivinar a través de algunas sutiles (y otras no tanto) pistas. Las repasamos:

1.- La muñeca no lo escanea. En el primer juego, ‘Luz verde, luz roja’ se puede apreciar que el sensor de movimiento de la muñeca gigante que va acribillando a los eliminados no escanea la figura del anciano. Siempre estuvo a salvo. ¿Otra pista? Estaba demasiado sonriente avanzando hacia la línea de meta mientras otros morían a su alrededor.

2.- El encuentro con Gi-Hun. Demasiada casualidad que se encontrara en el mismo barrio del protagonista tras salir del juego en el primer capítulo. Es muy raro que a Gi-Hun, que se pasaba los días pateando las calles, no le sonara el rostro del anciano. Más retorcida es incluso su conversación, tras la que el jugador 456 decide, como otros, volver al juego.

3.- La forma de la galleta. Cuando Gi-hun se ofrece a intercambiar la forma de su galleta con el anciano antes del desafío del episodio 3, el personaje encarnado por Oh Yeong-su se niega y se apega a su estrella porque ya conoce el juego y sabe que su forma es más fácil que el paraguas.

Para leer más, ingresa aquí