Merideños apuestan a seguir produciendo cine a pesar del desinterés del régimen chavista

 

Desde hace años, con la acentuación de la crisis social y económica que atraviesa el país, el cine venezolano ha vivido un gran declive de su producción en términos generales.

Por Corresponsalía La Patilla

La falta de inversión y el desinterés por parte de las instituciones públicas son algunos de los problemas que sortean productores y cineastas al momento de grabar y presentar sus obras dentro del país.

“Los esfuerzos por mantener el cine en pie y continuar con su desarrollo, ha sido tarea ardua, en particular de todos los que queremos seguir viendo crecer nuestro cine, el cine venezolano”, comentó Jesús Rondón, director del Museo Cinematográfico de Venezuela Juan Manuel Funes.

El miércoles 13 de octubre se presentó al público la ampliación del museo con nuevos espacios y salas dentro del Centro Cultural Tulio Febres Cordero, en la ciudad de Mérida.

La demostración, ubicada en una sala más pequeña del Febres Cordero, cuenta ahora con tres estaciones guiadas que conservan una colección de carteles de destacadas producciones cinematográficas venezolanas, diversos equipos de producción de antaño que pertenecieron al propio Juan Manuel Funes, importante cineasta del país.

Asimismo, se abrió un espacio para una sala de proyección de películas y una sala interactiva, donde los visitantes pueden tomarse fotos y disfrutar de la decoración.

En total, se distribuye en tres áreas o salas de exposición y un espacio para presentaciones en vivo.

“Gracias a la integración de la Gobernación del estado Mérida, junto a los chamos y maestros de la Escuela de Medios Audiovisuales de la Universidad de Los Andes, logramos establecer este espacio tan importante de nuestra cultura contemporánea. Un logro en el que ya veníamos trabajando y al que le abrimos las puertas para crecer”, explicó Erick Uzcategui, presidente de la Fundación para el Desarrollo Cultural del Estado Mérida de la Gobernación (Fundecem).

Sobre esto, Rondón expresa que para nadie es un secreto los daños que causa la crisis por la que atraviesa el país, donde áreas como el arte y la cultura terminan por ser de las más desatendidas. De igual forma, agrega que si no hubiese sido por la unión espontánea de gente apasionada al cine, el museo no existiera.

Igualmente, se anunció la convocatoria para el primer encuentro de cortometrajistas merideños, el cual se realizará desde el 26 al 31 de octubre y será gratuito para el público. Se presentarán los trabajos de distintos cineastas dentro y fuera del país. Para mayor información en las cuentas de @meridageoceleste y @museofunes_fundecem