Zulia: Desde junio a septiembre las ventas en el sector industrial cayeron un 80%

Una familia venezolana viaja en un taxi triciclo tradicional en Maracaibo, estado Zulia, Venezuela, el 29 de julio de 2021. – (Foto de Luis BRAVO / AFP)

 

Fedecámaras Zulia presentó el comportamiento de los sectores económicos durante el periodo junio – septiembre 2021

lapatilla.com

En el periodo junio – septiembre, el promedio de la capacidad utilizada por las empresas manufactureras del estado Zulia fue de un 20% de la capacidad instalada, las ventas cayeron un 80% y han encontrado obstáculos fuertes para exportar.

Para mantenerse en el mercado, las empresas han liquidado activos con la finalidad de realizar inversiones, actualmente se encuentran en la búsqueda de aliados y/o socios que puedan aportar capital económico para darle continuidad a sus operaciones manufactureras. Empresarios Industriales puntualizaron que existe una voracidad tributaria local que ha originado la salida de empresas del mercado, fueron las declaraciones del presidente de la Cámara de Industriales.

Actualmente existe una paralización generalizada en las empresas del sector que podría incidir en el deterioro de su capacidad financiera y la sustentabilidad de las mismas.

Por otro lado, se registra un repunte en la industria de la fabricación de envases de plásticos, gran parte de la manufactura ha sido estimulada por una elevada demanda asociada a los efectos de la pandemia del Covid-19.

La industria de plástico regional está produciendo en su mayoría cantidades de: envases de cloro, botellones de agua, descartables quirúrgicos, alcohol, tanques de agua, desinfectantes, gel antibacterial, mascarillas, entre otros.

Sector Construcción

El sector muestra un 98% de paralización, en los últimos 4 años no se han registrado empresas que desarrollen proyectos de construcción privada, al igual que las empresas que operan por contrato con el sector público.

La construcción civil para el sector petrolero se encuentra paralizada en un 90%, no obstante, existe un ligero aumento en la construcción de viviendas, y edificios para la producción de la industria alimenticia.

Se evidencia una reactivación de proyectos de construcción por requerimientos de ingeniería civil, movimiento de terrenos e instalaciones de bombas en grandes piscinas para la producción de camarones.

Sector Comercio

La actividad comercial en el Estado Zulia continúa muy por debajo de su actividad usual. Esto es debido a que la pandemia del Covid -19 ocasionó una reducción de la demanda, paralización de sectores económicos y una importante pérdida de empleos.

Así, el Gobierno forzado por la crisis económica sumado a los efectos de la pandemia, ha recurrido en el año 2021 a un proceso de flexibilización del control de cambio, permitiendo una dolarización transaccional y la apertura al comercio, Lo que a su vez ha generado cierta recuperación económica, con una menor participación del gobierno en el mercado.

La caída en la actividad agropecuaria y en la actividad petrolera afecta también el comercio de este tipo de bienes, sin embargo, en los últimos 3 meses la actividad económica de los restaurantes y farmacias ha iniciado un proceso de recuperación ligeramente positivo, aunque en niveles muy bajos a comparación con los volúmenes de ventas antes de la llegada de la pandemia.

Un aspecto a destacar es que en los centros comerciales algunas empresas abrieron de nuevo, y la apuesta ahora es que el poder adquisitivo aumente para que los negocios puedan perdurar.

Sector Salud

Según la información suministrada por el Coordinador de Salud de Fedecamaras Zulia Dr. José Alberto Morales M; en base a cifras oficiales, el sector salud cuenta actualmente con el registro de 9 millones de venezolanos con la primera dosis de vacunación (35%) y 6.1 millones con la dosis completa (21%) entre las vacunas Sinopharm y Sputnik V contra el Covid–19.

Las estadísticas demuestran 380 mil casos positivos, de los cuales un 95% de infectados han superado la enfermedad, calculándose 360 mil pacientes recuperados. La mortalidad de las víctimas es de 4600 casos, representando un 5% de fallecidos tras la llegada de la pandemia.

Los registros de vacunación de la población han alcanzado un 21%, lo cual contrasta con las cifras del 40% que presenta la mayoría de los países a escala mundial, y muy alejado del 70% que contempla la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, se confirmó la llegada de 2 millones 600 mil vacunas Sinopharm al país, procedentes del mecanismo COVAX. La meta de los entes gubernamentales es pasar del 21% al 50% en los próximos meses con la continuidad de las gestiones llevadas a cabo en los centros de vacunación del Estado Zulia.

El sector empresarial se ha sumado a las jornadas de salud, brindando apoyo en logística y organización para la vacunación de sus empleados.

Cabe destacar que representantes del sector salud advierten que deben mantenerse las medidas de prevención y bioseguridad a pesar de contar con las vacunas.

Sector Agropecuario

En este período el sector no presenta dificultades de comercialización en cuanto a la colocación de la producción de carne, leche, quesos y derivados por cuanto estas mantienen una demanda relativamente estable por ser productos alimenticios de primera necesidad, por lo que toda la producción es vendida.

Actualmente el principal problema que enfrenta este sector es el desabastecimiento de combustibles (gasolina y Diesel) disminuyendo la movilidad del transporte y la llegada de los productos oportunamente a los mercados de consumo.

El sector ganadero, como sector productivo priorizado no ha sido atendido continua y suficientemente por los organismos oficiales competentes encargados del suministro de esta indispensable herramienta de trabajo, cuya escasez ha generado severas dificultades en las unidades de producción agropecuaria, en cuanto al mantenimiento y supervisión de los productores al no poderse dirigir de la forma habitual y continua a sus fincas. Para ello se requiere de acceso sin dificultades y permanentemente al combustible.

De igual forma, para el traslado de la producción desde el campo hasta los anaqueles de toda la región y posteriormente a la mesa del consumidor es fundamental contar con el fácil acceso al combustible.

Por primera vez en más de 50 años, el campo venezolano llega al segundo semestre del año sin un plan nacional de siembra, lo cual pone en riesgo la producción de frutas tropicales (1/6 de la dieta nacional), raíces como la yuca, ocumo, ñame; tubérculos como la papa, batata; hortalizas, maíz y semillas de pasto.

El campo zuliano no escapa de la decadente realidad nacional debido a políticas no asertivas de los entes gubernamentales encargados de establecer las políticas correspondientes para el sector.

Aunado a ello, el financiamiento de proyectos productivos por parte de la banca pública y privada continúa atrasado, prácticamente desaparecido; siendo que el cumplimiento y ampliación de la cartera crediticia agropecuaria es primordial para mantener la productividad de las fincas, el mantenimiento de sus instalaciones, el crecimiento de inventarios de los rebaños así como la renovación del parque de tractores y maquinarias, implementos, formulación y puesta en marcha de proyectos para aumentar la producción y competitividad para que ello se traduzca en alimentos disponibles, abundantes y asequibles a la familia zuliana y venezolana.

Sector Inmobiliario

En el período Junio – Septiembre, el sector continúa bastante deprimido. Sobre todo en lo relacionado con el sector comercio, muchas oficinas que han sido alquiladas para nuevos negocios han tenido que cerrar antes del tiempo previsto en el contrato.

Hay un 97% de reducción en la construcción de viviendas y apartamentos, y solo se evidencia una mejoría en la actividad de alquiler de inmuebles para sectores como farmacias y supermercados.

Resalta el hecho de que el costo por m2 en el estado Zulia es el de menor precio en todo el país y esto por supuesto incide en la caída de los precios de las viviendas y de locales comerciales de la región.

Sector Petrolero

La producción petrolera se mantiene a valores de 1948 con una producción de 116 mil barriles diarios, en consecuencia, las empresas de servicios conexos operan en valores mínimos históricos.

Proponen la derogación de la Ley Órganica que Reserva al Estado Bienes y Servicios Conexos a las Actividades Primarias de Hidrocarburo lo cual permitiría aumentar la producción de 104.994 a 255.140 de barriles diarios de petróleo, en un período de 6 a 36 meses asociados a la activación de pozos inactivos categoría 2 y 3.

De igual manera sugieren reestablecer el servicio de combustible en la región fundamentado en la importación de gasolina, instalación de mini refinerías Modularizadas (MRN) para la producción de gasolina, Diesel y sus productos.

Recomiendan racionalizar el consumo de gas natural, proveniente del Golfo de Venezuela, mediante concesiones de empresas privadas especializadas en el área; lo cual generará la producción indirecta con material derivado para la comercialización internacional de UREA y excedentes de amoníaco del complejo Ana María Campos (PEQUIVEN).

También afirman que la obtención del beneficio de la modificación del Art. 18 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, permitiría lograr más oportunidades de participación activa de las empresas venezolanas en la operación y mantenimiento de campos petroleros, así se lograría la autonomía de la ejecución de las actividades primarias de la industria petrolera y desregular el mercado interno de combustible.