Bill Clinton pasará otra noche hospitalizado a pesar de estar estable

 

El expresidente de Estados Unidos Bill Clinton, de 75 años, pasará otra noche hospitalizado mientras se recupera de una infección, informó su portavoz este viernes.

“Todos los indicadores de salud están en la dirección correcta, incluyendo su conteo de células blancas que ha disminuido de forma significativa. Para recibir más antibióticos vía intravenosa, permanecerá otra noche en el hospital”, tuiteó en un comunicado el portavoz de Clinton, Angel Ureña.

El expresidente fue ingresado en el Centro Médico Irvine, en California, la noche del martes.

“Recibió tratamiento para una infección no relacionada con covid. Está recuperándose y con buen ánimo”, informó Ureña el jueves.

Los médicos del dijeron que el expresidente, que gobernó Estados Unidos entre 1993 y 2001, fue ingresado el martes y “reaccionaba bien a los tratamientos” de antibióticos por vía intravenosa. Agregaron que esperaban que retornase rápidamente a su casa en el estado de Nueva York.

Según la CNN, Clinton ya había sido tratado de una infección en las vías urinarias que se propagó al sistema sanguíneo provocándole una septicemia.

Una septicemia es una reacción corporal extrema a una infección que afecta a casi dos millones de personas por año en Estados Unidos, de acuerdo con el Centro para el Control de Prevención y Enfermedades de ese país.

Clinton había viajado a California para un evento relacionado a su fundación. El martes comenzó a sentirse fatigado y fue llevado al hospital, donde descartaron problemas cardíacos o covid.

Imágenes de medios estadounidenses mostraron a su esposa Hillary, excandidata presidencial, ingresando al centro médico junto a su secretaria Huma Abedin.

El parte médico divulgado por Ureña explica que “fue internado para monitorearlo de cerca” y que le administraron antibióticos y fluidos de forma intravenosa.

“Después de dos días de tratamiento, su conteo de células blancas está disminuyendo y está respondiendo bien a los antibióticos”, detalló el texto firmado por los médicos Alpesh Amin y Lisa Bardack.

Los doctores mantienen contacto con el equipo médico de Clinton, incluyendo su cardiólogo, agregaron.

El presidente Joe Biden dijo este viernes que había conversado con Clinton por teléfono. “Sé que han estado preguntando sobre el presidente Clinton. Hemos intercambiado llamadas. Él parece estar, Dios quiera, mejorando”, dijo a los periodistas.

En las afueras del centro médico este viernes había periodistas y un pequeño servicio policial.

El equipo de Clinton subrayó que el exmandatario “está increíblemente agradecido con los doctores, enfermeras, y con todo el personal médico que le ofrece excelentes cuidados”.

– Problemas cardíacos –
Clinton, el 42º presidente de Estados Unidos, fue elegido a los 46 años y se convirtió en el tercer presidente más joven en la historia del país.

En 2004, a los 58 años, fue sometido a un bypass coronario cuádruple para liberar cuatro arterias bloqueadas. Seis años después fue operado nuevamente del corazón en el hospital de la Universidad de Columbia tras padecer una molestia en el pecho.

Según Alan Schwartz, su médico cirujano, se le colocaron dos endoprótesis, una pequeña estructura tubular también conocida como ‘stent’ que se introduce en la arteria para evitar que se obstruya.

El exmandatario, con fama de tener debilidad por la comida grasienta, se volvió en vegano después del primer procedimiento cardíaco.

En 2010, explicó que ésta no fue una decisión complicada. “No es difícil cuando tienes un bypass coronario cuádruple y quieres vivir para ser abuelo”, dijo.

Carismático y popular, Clinton era la estrella del Partido Democrático y era bien visto entre líderes mundiales.

Mantuvo su popularidad incluso después de que el escándalo por el romance con la joven pasante de la Casa Blanca, Monica Lewinsky, derivara en un llamado a impeachment (juicio político) por mentir durante una investigación.

Clinton logró recuperarse y, en los años siguientes, apoyó a su esposa Hillary Clinton en su tentativa de construir una carrera política propia.

La abogada de formación ganó una elección para el Senado y en 2016 se lanzó a la pelea presidencial, pero perdió ante Donald Trump, el candidato del Partido Republicano.

En los últimos años, Bill Clinton se ha mantenido al frente de su fundación sin fines de lucro. Publicó en 2004 una autobiografía y en 2011 un libro sobre economía.

En marzo de este año, se unió junto a los expresidentes Barack Obama y George Bush para una campaña promoviendo la vacunación contra el covid.

“Quiero poder volver a trabajar y poder volver a circular”, dijo el exmandatario en el anuncio que tenía como intención invitar a los estadounidenses a inmunizarse contra la pandemia que hasta el momento ha cobrado más de 700.000 vidas en el país.

Más recientemente, el expresidente participó en la ceremonia por los 20 años de los atentados terroristas del 11 de septiembre en Nueva York.

 

AFP