Recuperaron cuerpo de menor reclutada y de otras víctimas del conflicto armado en Colombia

 

El cuerpo de una menor que fue reclutada hace 20 años por un grupo armado de Colombia habría sido recuperado junto a los restos de otras 17 posibles víctimas del conflicto en el cementerio del municipio de Santo Domingo, que pertenece al departamento de Antioquia (noroeste).

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) informó este viernes que localizó y recuperó 18 cuerpos no identificados que podrían corresponder a víctimas del conflicto armado, resultado de una jornada en la que además participaron la Corporación Jurídica Libertad (CJL), la parroquia Santo Domingo de Guzmán y autoridades locales.

“La investigación extrajudicial de la Unidad de Búsqueda, que inició a partir de la información entregada por la CJL, permitió corroborar que en este camposanto hay víctimas del conflicto que fueron sometidas a necropsia médico-legales y que, a la fecha, no han sido identificadas”, aseguró la directora de la UBPD, Luz Marina Monzón.

Los cuerpos, entre los que se encuentran posibles víctimas de reclutamiento y “ejecuciones arbitrarias”, serán entregados el próximo viernes al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, que se encargará de la identificación.

UNA MENOR ENTRE LAS VÍCTIMAS

Entre las víctimas, la Unidad de Búsqueda recuperó el que sería el cuerpo de una menor de 16 años, que vivía en el barrio Belencito Corazón, de la comuna 13 de Medellín, y fue reclutada en octubre de 2001 por un grupo armado al margen de la ley.

Según la información, “la menor falleció en medio de las hostilidades un año después e ingresó como un cuerpo no identificado al cementerio de Santo Domingo”.

La Comuna 13 de Medellín, una barriada que en los años 90 fue uno de los lugares más violentos del mundo, fue escenario entre el 16 y el 17 de octubre de 2002 de la “Operación Orión”.

Con esta violenta operación, las Fuerzas Armadas colombianas buscaban expulsar a milicianos de las guerrillas de las FARC y del Ejército de Liberación nacional (ELN) de ese sector, que pasó a estar controlado por paramilitares.

Las condiciones de orden público que azotaban esa zona de Medellín eran tan complejas que la familia de la menor no pudo ser contactada en julio de 2002 cuando el hospital municipal intentó identificar el cuerpo.

La Unidad de Búsqueda informó hoy que pudo verificar que la información entregada por la CJL sobre la menor desaparecida coincidía con una necropsia que reposa en el archivo del hospital de Santo Domingo, que hace referencia a una persona de sexo femenino, que compartía las mismas características físicas de la víctima de reclutamiento.

“Al ver sacar los resticos inmediatamente vi el escapulario y dije que ella sí era mi hija porque nunca se quitaba el escapulario de la pierna. Ella siempre se lo ponía al pie del tobillo, y al verle el pelo que estaba intacto como el de mi hija, porque era mono, dije ‘ella sí es’. Tenía 16 años cuando la desaparecieron”, aseguró Arnobia del Socorro Gutiérrez, madre de la menor, citada en un comunicado de la UBPD.

Según la Unidad, creada por el acuerdo de paz firmado en 2016 entre el Gobierno colombiano y la antigua guerrilla de las FARC, en Antioquia han sido reportadas 25.982 personas desaparecidas durante el conflicto armado, cifra que equivale a casi un cuarto de las desapariciones en todo el país.

EFE