Burlas y una rara enfermedad: La dura vida de la mujer más alta del mundo

Foto vía La Nación

 

Guinness World Records es una publicación a nivel mundial que busca reconocer los logros más espectaculares, curiosos y sorprendentes. En esta oportunidad, una ciudadana de Turquía fue coronada oficialmente como la mujer más alta del mundo.

Por La Nación

Con sus 215,16 centímetros, Rumeysa Gelgi espera que su nueva fama inspire a otras personas a aceptarse a sí mismas. La altura de esta joven de 24 años es el resultado de una rara enfermedad genética llamada síndrome de Weaver, que provoca un crecimiento óseo acelerado.

Ya en 2014, Rumeysa había sido proclamada como la adolescente más alta del mundo y había utilizado su reconocimiento para defender a otras personas con trastornos inusuales, porque desde pequeña sufrió maltrato, burlas y acoso. “Ser tan alta me hizo vivir algunas situaciones horribles y extrañas”, dijo en esa oportunidad.

Rumeysa Gelgi, la mujer viva más alta del mundo

Sin embargo, también reveló que cada uno de los obstáculos que soportó a lo largo de su vida la llevaron a transformarse en la persona que es en la actualidad. Por esta razón, ofreció un consejo para todas aquellas personas que sufren de cualquier tipo de abuso. “Cada desventaja puede convertirse en una oportunidad, así que tienen que aceptarse tal cual son y ser conscientes del potencial que tienen y dar lo mejor de cada uno”, manifestó en el video publicado en el canal de YouTube de los récord Guinness.

Para leer más, ingresa aquí