Rusia desclasifica programa del vuelo lunar de la URSS: ¿Pudo pisar la Luna un cosmonauta soviético antes que EEUU?

russianspacesystems.ru

 

 

 

Sistemas Espaciales de Rusia (RKS, por sus siglas en ruso), el principal desarrollador ruso de sistemas de navegación de naves espaciales, ha desclasificado este viernes un informe detallado sobre su antiguo proyecto de vuelo de una nave espacial tripulada soviética a la Luna, así lo reseñó ACTUALIDAD RT.

El documento, fechado en 1965, contiene información detallada, no solo sobre la configuración del cohete y de la nave espacial que debía portar, sino también sobre el sistema de control de vuelo y sobre el aterrizaje de la nave con tres cosmonautas a bordo.

El programa lunar soviético nunca se hizo realidad, pero el comunicado de la compañía indica que el documento tiene un significado más bien histórico, revistiendo un gran interés desde el punto de vista de los enfoques aplicados al desarrollo de estos y de otros proyectos de nuevas tecnologías de vuelos interplanetarios.

“El documento que publicamos hoy es un ejemplo clásico de lo meticulosamente que se está trabajando para crear una tecnología que nunca antes se había hecho. Esta experiencia histórica ayuda a los jóvenes desarrolladores a comprender cómo crear algo completamente nuevo”, comentó Evgueni Nésterov, el director de para Desarrollo Estratégico e Innovación de la compañía.

Nave orbital de cuatro bloques

En la primera etapa, se planeó lanzar un sistema de naves a la órbita circular geocéntrica de la Tierra, con una altitud de unos 200 kilómetros.

El sistema debía constar de los cuatro bloques de la nave orbital lunar y del módulo de descenso en la superficie de la Luna. La etapa siguiente consistía en acelerar desde esta órbita para entrar en la trayectoria de vuelo de la Tierra a la Luna.

Después de la corrección de la órbita, estaba previsto lanzar un módulo de descenso con cosmonautas dentro para aterrizar suavemente en la superficie lunar.

En el camino de regreso, se planeó despegar el módulo de la superficie de la Luna, acoplarlo con la nave y dirigir todo el sistema a la trayectoria de vuelo Luna-Tierra con un posterior descenso controlado en la superficie terrestre.

El sistema de control de la nave era doble: tanto autónomo como con posibilidad de intervención humana.

Lee la nota completa en ACTUALIDAD RT