Guillermo Bello Vicentini: Crímenes urbanos

Existen daños contra el medio ambiente que son clasificados como crímenes de Lesa Humanidad por su condición de representar actos perjudiciales a personas, comunidades, sociedades o Estados. Así como se comete un CRIMEN ECOLOGICO cuando se daña un ecosistema, selvas, manglares, ríos, lagos y/o mares que repercuten negativamente en los seres humanos, también debería ser catalogado el CRIMEN URBANO porque afecta a millones de personas.

La arquitectura urbana de Caracas ha sido alterada de manera negativa durante varios años, en especial de parte de un Ministro de Estado para la Transformación de la Gran Caracas, también Ministro de la Cultura y Planificador de la Ciudad, que permitió y apoyo la violación de zonificaciones, densidades, parques, zonas verdes, pasos peatonales, etc., así como normativas de construcción, procedimientos, operativos para resguardar el patrimonio nacional, cultural y visual de la ciudad, haciendo caso omiso a organismos de planificación y cultura. Francisco Farruco pasara la historia como el arquitecto que se esmero en destruir una planificación urbana de mas de 80 años en el centro de Caracas y en el aeropuerto internacional Simón Bolívar en Maiquetía.

 

 

Hasta ahora no se ha hecho mención al crimen urbano!!!… pero, ¿Cómo se le llamaría a la destrucción de un proyecto de ciudad que data desde 1945 ?. El Centro de Caracas y el Parque José Maria Vargas de la avenida Bolívar fueron diseñados por prestigiosos arquitectos con proyección de futuro urbano, apoyados por diferentes gobiernos, pensando en hacer país para las próximas generaciones. Establecieron y aprobaron una ordenanza reguladora para resaltar y proteger su belleza y majestuosidad en el tiempo. Con una longitud de 2 KM, 4 vías y aceras de 90mts diseñaron la avenida Bolívar; imponente y rodeada de extraordinarias estructuras al servicio de la ciudadanía, tales como el Centro Simón Bolívar (Torres del Silencio), Museo de Bellas Artes, Museo de Ciencias, Complejo Cultural Teresa Carreño, Museo de los Niños, Ateneo de Caracas, Museo de Arte Contemporáneo, Parque Central, Teatro Nacional, Galería de Arte Nacional, Palacio de justicia, Nuevo Circo de Caracas, Parque de la Hoyada, prolongación y unión con el Parque Los Caobos, hoteles y áreas de servicio para fomentar la atracción turística hacia la avenida México, Plaza Bolívar, Catedral de Caracas, Iglesia de San Francisco, la Casa del Libertador y la Asamblea Nacional. Todo un conjunto urbano de la Venezuela moderna y colonial para el deleite y disfrute de nacionales y extranjeros. El centro de Caracas tenia casi un centenario de coordinación urbanística continua, todo un complejo urbano de orgullo nacional que fue dinamitado sin contemplación afectando a toda la ciudadanía. El segundo ejemplo no merece comentario alguno por lo impactante que son las viviendas de interés social construidas en el medio del estacionamiento del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, la muestra de un cerebro lúgubre y de marginalidad urbanística absoluta.

Debería existir penalización para crímenes de Lesa Humanidad por acciones contra el medio ambiente urbano. La modificación urbana negativa impuesta por la fuerza en zonas públicas producen marginalidad urbanizada donde no existía. Es importante que los organismos competentes definan los delitos cometidos en contra de la ciudadanía que constituyen CRIMENES URBANOS.

@bellovg