El nuevo gobierno alemán acuerda eliminar el carbón ocho años antes de lo previsto

Refefencial. Vista general de la central térmica de carbón Datteln-4, cerca de Dortmund, con una potencia instalada de 1,1 GW | Foto World Energy Trade

 

La coalición que formará el gobierno que sucederá a Angela Merkel en Alemania ha acordado eliminar el carbón para 2030, ocho años antes de lo previsto actualmente, según ha informado este viernes Reuters.

Por Tsvetana Paraskova para Oilprice | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Los socialdemócratas de centro-izquierda, los verdes y los liberales demócratas libres han acordado un plan para que Alemania abandone el carbón a finales de esta década, según un borrador de acuerdo sobre los principales puntos políticos de la próxima coalición de gobierno que ha visto Reuters.

Los socialdemócratas, SPD, vencieron por poco a la coalición conservadora CDU/CSU de Merkel en las elecciones generales del 26 de septiembre. Los socialdemócratas dijeron que explorarían una coalición con los Verdes y los Demócratas Libres, en lugar de renovar una amplia alianza con la coalición liderada por Merkel hasta ahora.

El viernes, los líderes de los tres partidos dispuestos a formar un gobierno de coalición dijeron que recomendarían el inicio de conversaciones formales, tras semanas de “conversaciones exploratorias”.

No es de extrañar que una coalición en la que participen los Verdes quiera una rápida salida del carbón, pero el momento de la decisión de adelantar ocho años la eliminación del carbón coincide con la gran crisis eléctrica y energética de Europa, incluida Alemania.

Los precios de la energía industrial en la mayor economía europea alcanzaron un nuevo récord el jueves, mientras que los operadores de la red eléctrica dijeron que recortarían en casi un 43% un recargo a la energía inicialmente diseñado para apoyar las energías renovables con el fin de ayudar a aliviar el dolor de los consumidores en medio de los precios galopantes de la energía.

La salida del carbón en Alemania podría ser más difícil que en otras economías europeas, ya que el país tiene previsto eliminar la generación de energía nuclear para finales de 2022.

El lignito y la hulla representaron alrededor del 26% de la generación de energía de Alemania en el primer semestre de 2021, según datos de la Asociación Alemana de Industrias de la Energía y el Agua, BDEW.

El cierre de todos los reactores nucleares en Alemania para 2022 significa que Alemania podría necesitar mantener la mitad de su generación de energía con carbón hasta 2030 para compensar la eliminación de la energía nuclear, según dijeron las autoridades alemanas antes de la pandemia.