¿Cómo detectar si se está perdiendo la memoria y es necesario consultar al médico?

Es bueno saber estas cosas para registrar a tiempo cualquier alteración neurológica que merezca consulta médica (Gettyimages)

 

Primero y ante todo: qué es la memoria. La memoria es, y esto es muy importante, prestar atención a algo, después es guardar, almacenar esa información y luego es evocarla, es decir, traerla de la memoria cuando yo quiero. Ese, básicamente, es el proceso de memoria.

Por Dr. Daniel López Rosetti / Infobae

Lo que es bueno saber es que hay varios tipos de memoria distintos y es importante reconocerlos para darnos cuenta cuándo verdaderamente nos falla la memoria. Parece un poco difícil, pero no lo es.

Primero vamos a dividir la memoria en dos tipos, la de corto plazo y la de largo plazo. La de corto plazo es cuando usted pregunta cuál es el número de teléfono de fulano de tal y alguien le dice el número de teléfono, usted lo memoriza, va y llama, o lo anota en el momento, y al minuto después se olvidó. Es como la memoria de trabajo de las computadoras, que se llama memoria RAM. Es una memoria de corto plazo que sirve para operar en el día a día. Por ejemplo, usted lee un libro y se acuerda del renglón anterior, sino perdería el hilo. Eso es la memoria de corto plazo.

Después está la memoria de largo plazo que se divide en dos, la implícita y la explícita. La implícita es la memoria inconsciente. ¿Usted sabe andar en bicicleta o manejar un auto? Bueno, lo sabe de memoria y lo hace automáticamente. Usted cuando se sube a la bicicleta no tiene que acordarse cómo andar, es una memoria inconsciente o memoria de procedimiento. Se pierde en algunas enfermedades.

La otra memoria es la llamada explícita que es de largo plazo. Por qué es explícita porque usted la puede contar, es todo lo que uno cuenta. Acá se divide la explícita en dos memorias: la semántica y la episódica. La semántica es acordarse de cosas que usted aprendió. Por ejemplo, cuál es la capital de Francia: París. Qué es una manzana, una fruta roja, esa es la memoria semántica. Es lo que sabemos.

La otra, la explícita de largo plazo, es la episódica. Qué es la episódica. Viene de episodio. Es la memoria autobiográfica. Qué hice hoy a la mañana, qué desayuné, con quién estuve ayer a la tarde. Fui al cine el domingo pasado y qué fui a ver. Esa es la memoria autobiográfica. Yo estoy en primera persona y me acuerdo de lo que hice. Se llama memoria episódica.

Cuándo consultar

Hay distintos tipos de memoria y la gente a nosotros, a los médicos, con frecuencia nos dice ‘me olvido de esto ¿será normal, no es normal?’. Lo primero que digo es, si usted se concentra y se olvida, es un tema de consulta. Mucha gente se olvida de cosas, pero es porque no se está concentrando en el momento que debe grabar o atesorar la información.

La otra pérdida de memoria que habría que tener presente es si usted no se acuerda lo que hizo hoy a la mañana o no se acuerda qué desayunó y le pasa con mucha frecuencia, esa es una pérdida de memoria que puede estar relacionada con un proceso patológico.

Pero lo primero que hay que decir para tranquilizar es que lo más importante en la memoria es la concentración. Ahora, si usted se concentra y no puede después recordar claramente, requiere consulta médica. Si no puede recordar, que es la memoria episódica aquella que hace a la autobiografía, con quién hablé ayer a la tarde cuándo fui a tomar el café o lo que sea, eso requiere consulta.

Es bueno que usted sepa estas cosas para registrar a tiempo cualquier alteración neurológica que merezca consulta médica. Espero resulte de utilidad.

*El doctor Daniel López Rosetti es médico (MN 62540 de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Presidente de la Sección de Estrés de la World Federation for Mental Health (WFMH). Y es autor de libros como: “Emoción y sentimientos” (Ed. Planeta, 2017), “Equilibrio. Cómo pensamos, cómo sentimos, cómo decidimos. Manual del usuario.” (Ed. Planeta, 2019), entre otros.