Crisis humanitaria: La pandemia ha incrementado los índices de pobreza en Venezuela

Foto referencial

 

 

 

Sesión de la Comisión Delegada de la legítima Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó, este martes 19 de octubre, debate obre los resultados y análisis de la Encovi 2021.

 

Por lapatilla.com 

 

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, presentada por la UCAB, revela que en el último año la pobreza extrema subió más de 8%, el empleo formal se redujo en 1,3 millones de puestos de trabajo y la cobertura educativa cayó 5%. También aumentó la dependencia de la población de bonos y remesas.

 

El estudio, presentado en la sede la universidad en Montalbán, reveló que la pobreza en Venezuela se mantiene en “niveles máximos posibles de 94,5%”, mientras que la pobreza extrema sigue creciendo y abarca dos tercios de los hogares del país, con un 76,6%, un alza de 8,9 puntos, desde los 67,7% en que se ubicaba el año pasado.

 

 

 

Inicia el debate la diputada Delsa Solorzano indicando que se ha considerado de vital importancia conocer en el seno de la legítima Asamblea Nacional el contenido detallado de la encuesta ENCOVI 2021, que elabora universidades de nuestra nación con los mejores técnicos, con los mejores expertos.

“Vemos como el Covid-19 ha afectado de manera más directa a los más desposeídos y ha incrementado los índices de pobreza, pero con cifras que son altamente alarmante y que han puesto en mayor a distintos sectores”, dijo Solorzano.

La diputada culminando pidiendo presentar al profesor Luis Pedro España quien es experto en la materia, es el Coordinador de este estudio extraordinario que se hace año a año en el país y que, ante la ausencia de cifras oficiales, nos aterriza en la realidad.

 

 

 

 

Recordemos que Luis Pedro España, quien presentó la caracterización socioeconómica de la población venezolana indicó que en el año 2021 estuvo marcado por una crisis de movilidad que tuvo severas consecuencias en los hogares más pobres del país. España explicó que los factores que más han afectado la calidad de vida de los venezolanos en el último año han sido la crisis de combustible y las medidas preventivas contra la COVID-19 (ambas retroalimentándose). Dijo que la combinación de estos dos factores trajo como consecuencia que “la mitad de los venezolanos en edad productiva hayan sido lanzados a la inactividad y los que siguen trabajando lo hagan en condiciones mucho más precarias que en años anteriores”.

En este contexto y de acuerdo con el informe, la pobreza de ingresos “tocó techo” y alcanzó al 94,5% de la población. “No es posible que esta cifra suba más de allí, porque hay un 5% de la población que puede indexar sus ingresos para hacer frente a la inflación”, dijo España, quien resaltó el incremento de la pobreza extrema, esa que supone la incapacidad para comprar los alimentos básicos, la cual subió de 67,7% en 2019-2020 a 76,6%, es decir, casi nueve puntos porcentuales.

“La pobreza extrema de ingresos sigue abarcando a dos tercios de los hogares del país”, mencionó el experto, básicamente por una reducción en el alcance de los bonos entre los hogares más pobres. “Las transferencias directas fueron 20% mayores para el 10% más pobre en 2019-20 que en 2021”.

 

Luis España

 

 

En la sesión profesor Luis Pedro España participó anunciando que en la encuesta anterior se hizo entre noviembre de 2019 y febrero de 2020, y esta se realizó entre febrero de este año y finalizó en mayo, es bueno tener esas fechas de referencias. El mayor cambio que se ve es el problema de movilidad ya que en el mercado laboral el impacto fue que la mitad de la población venezolana se encuentra en inactividad, no están trabajando y no solo eso, sino que tampoco están buscando trabajo.

“En Venezuela solamente trabaja el 35% de la población de trabajo activa. Aquí tenemos un primer gran impacto de este primer año y medio de crisis profunda de movilidad y esa limitación es lo que hace que Venezuela no produzca riquezas”, resaltó España.

El profesor indicó que si nosotros no estabilizamos en lo político e institucional al país entonces no vamos a poder relanzar la actividad económica del país, el impacto que ha tenido sobre la escuela es el más doloroso. El cierre de las escuelas durante año y medio ha generado un problema que no se está discutiendo y es que no hubo escuelas alternativas, donde eran las madres principalmente quienes se ponían en contacto con el docente, quienes iban a la escuela y copiaban las tareas y con ese nivel de precariedad aprendían los niños.

Nosotros estamos asistiendo a un proceso de reproducción social de la pobreza porque la madre cuando estudio hasta 6to grado pues no puede enseñarle mucho más a su niño por más que se esfuerce o intente, no será lo mismo, dijo el profesor Luis Pedro España.

 

 

 

Toma la palabra la diputada Dinorah Figuera solicitando agradecer en enhorabuena la entrega de parte de la UCAB de este trabajo de consulta e investigación tan importante que nos revela en base al contexto demográfico, económico e institucional que tiene Venezuela.

“Esto relata el impacto de la pandemia en Venezuela en medio de una crisis humanitaria compleja, se ha tratado intensamente este tema en el parlamento. La falta de vacunación, el tema de los tratamientos, la falta de equipos”, dijo Figuera.

la diputada señaló que es el gran desafío en el momento más oscuro de nuestro país, que debemos encontrar la luz y con toda responsabilidad devolverles a los venezolanos unas elecciones libres, legitimas para ir a la reconstrucción de nuestra amada Venezuela.

 

 

 

 

 

 

La diputada Milagros Eulate anunció que en los hogares venezolanos la educación es sinónimo de angustia y desespero de padres y representantes que por pobreza se han visto en la necesidad de mermar y hasta abandonar la educación de sus hijos.

“Si hay un derecho a la educación, también hay un derecho a la vida fundamental e inalienable, no podemos correr riesgos con nuestros trabajadores de educación”, explicó Eulate.

Culminando su intervención con que primero hay que solventar el hambre, la salud de nuestros edecanes antes de exponerlos como pretende el régimen a un contagio masivo para el mes de noviembre.

 

 

 

 

 

 

Toma la palabra la diputada Deyalitza Aray indicando que La desigualdad, el desempleo o el empleo informal, la debilidad del salario, la desnutrición, la pandemia, la falta de servicios, la falta de educación de calidad nos muestra un panorama nada alentador.

“No podemos evitar sentir la daga fría que nos traspasa al observar las cifras, las estadísticas, los indicadores, los resultados que dan cuenta de esa terrible realidad que nos golpea como nación”, dijo Aray.

La diputada culminó anunciando que es el momento de que todos nos desprendamos y juntos trabajemos para devolverle la alegría a Venezuela.

 

 

 

 

La diputada Rosa Petit toma la palabra sobre la encuesta nacional sobre condiciones de vida 2021 o como se le llama ENCOVI realizada por la ilustre Universidad Católica Andrés Bello. Tomaron como referencia la emergencia humanitaria y la pandemia.

“En los cambios demográficos habla de que la población se redujo a 28,7 millones, más de 4 millones de venezolanos dejaron el país entre 2015 y 2020”, dijo Petit.

Finalizando su intervención con que llama mucho la atención que, basados en esta realidad, dicen que en noviembre y diciembre no va a haber más coronavirus y hay una vuelta a la escuela el 25 de octubre. ¿A dónde vamos a parar? “Es hora de actuar”.

 

 

 

 

 

Finaliza la participación la diputada Tamara Adrián indicando que el régimen, desde siempre, se ha caracterizado porque cuando la realidad se opone a la propaganda ha ocultado la realidad y aumentado la propaganda, la finalidad es engañar a quien están adentro y quien están afuera.

“La encuesta ENCOVI nos arroja datos que son muy importantes para entender esa dramática realidad. Venezuela, su producto interno bruto ha caído en un 74% y se ubica en niveles similares a los que existían en los años 1930”.

La diputada culmina con que esto nos obliga a perseverar y enfatizar la lucha por todos los canales legales que puedan existir. Para revertir este estado de cosas se necesita democracia y se necesita libertad.

 

 

el régimen de Maduro abandonó las misiones sociales y se concentró en las transferencias directas y las cajas CLAP. Casi 80% de los hogares tienen carnet de la patria y por lo tanto son potencialmente beneficiarios de los bonos gubernamentales. En 2021 más de la mitad de la población mayor de 15 años ha recibido algún bono del régimen”, donde estas transferencias son insuficientes para cubrir las necesidades de la gente y ayudarlos a salir de la pobreza.