“Hacen de tripas, corazones” los padres merideños para comprar los útiles escolares

 

Costear la lista de los útiles a un menor en edad escolar representa un golpe al bolsillo de un padre de familia asalariado, de cara al reinicio de las actividades escolares previstas para el próximo 25 de octubre.

Por Jesús Quintero / La Patilla

Rafael Rosales es profesor universitario y tiene tres niños en edad escolar, para los cuales debe garantizarles al menos los útiles básicos como cuadernos, libretas, lápiz, borrador, sacapuntas.

Rosales señaló que puede recortar un poco el gasto, ya que no debe invertir en uniformes, porque en las escuelas no están obligando a utilizar uniforme.

Sin embargo, en cuanto al calzado sí se complica, porque están muy caros. “En la casa lo que se está haciendo es que los más grandes le pasan los zapatos a los pequeños, entonces por ahí hay algo de ahorro. En el peor de los casos se mandan a reparar las suelas si están muy deterioradas”.

En cuanto a los útiles escolares, en vez de comprar 6 u 8 cuadernos, se compran 4 y los demás se cubre con cuadernos de años pasados. Sí se debe comprar colores, lápices, goma, borrador que se consumen siempre en el año escolar.

“Los libros se buscan en digital y se les enseña a usar la tableta o computadora para darle el uso debido”, relató el docente universitario.

Agregó que para poder garantizar el reinicio a clase de sus hijos debe realizar trabajos extras para poder cubrir los gastos, ya que con el salario como profesor de la ULA no le alcanza ni siquiera para la comida de su familia.

La situación económica ha obligado a más de un padre de familia a reinventarse buscando alternativas para que sus hijos logren, al menos de manera modesta, volver a las clases a pesar de crisis que afecta el bolsillo.