Edgar Romero Nava: Inversiones extranjeras

Ha sido muy comentada la invitación efectuada a los inversionistas colombianos de parte del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

La invitación esperamos sea mundial, debido a que en estos momentos las inversiones extranjeras en Venezuela están en bajo nivel histórico y son de gran importancia para la reactivación económica.

En el negocio petrolero se han retirado empresas de diferentes países que vinieron en masa en los 1990s a raíz de la Apertura petrolera, cuando se llegó a más de 60 empresas de todos los continentes.

Las sanciones, las expropiaciones y la falta de pago de obligaciones, por barriles producidos, son el origen de esa decisión.

Por mencionar algunas de las que se fueron: Equinor de Noruega, y las norteamericanas Exxon y Conoco.

Sin embargo permanecen la italiana ENI, la española Repsol, la norteamericana Chevron, la francesa Total y Maurel and Pro, las rusas Rosneft y Gazprom, obligadas, por las sanciones, a modificar su estructura original y también permanece la empresa china CNPC y otras de menor inversión.

Empresas nacionales, como Vinccler, SueloPetrol y PetroDelta siguen y confían que Pdvsa, les honre su participación accionaria, de la producción entregada y vendida a terceros.

Esta situación de retiro del país de los inversionistas extranjeros obliga a proteger a los pocos que quedan y a tomar acciones de estímulo para que se mantengan en Venezuela.

Porque contrariamente a lo que se piensa, la empresa extranjera que se marcha, ya no regresa más al país.

Sabemos que se requiere del levantamiento de sanciones financieras por parte de EEUU y la Unión Europea.

Ha habido casos emblemáticos de inversionistas en el sector bancario y financiero como el del Citi Bank que, con casi cien años, ha decidido irse de Venezuela. El Banco Santander que fue nacionalizado como Banco de Venezuela. Solo queda el BBVA y Banco Exterior. En el pasado cuando se marchó el Royal Bank de Canadá, obligado por normas del Pacto Andino. Nunca más regresó.

Sabemos que los inversionistas extranjeros que se van, no regresan. Cuidemos los pocos que nos quedan, que es el mejor estímulo a que vengan los nuevos inversionistas de cualquier parte del mundo.

@eromeronava