José Machillanda: El Subteniente Raúl Baduel

La violencia, inhumanidad e indecencia del régimen en contra del General en Jefe Raúl Isaías Baduel, quizás una pretensión de ese grupo político de subestimación al jefe militar, al gerente responsable y sobre todo al ciudadano demócrata, visionario y objetivo crea prontamente un motor de masa política creciente dispuesta a reclamar en todo el espacio político, que se acelere ya el cambio de régimen que resulta impostergable. La sociedad democrática venezolana no tolera más el exponencial fracaso de este revolucionarismo militarista, vergüenza, exposición de magias, pérdida de respeto al cuerpo de leyes e irrespeto a la sociedad política toda.

Raúl Isaías Baduel les recordó a quienes le mantuvieron como preso político, ofendido como ciudadano y jefe militar que Venezuela es un país y que no aceptará más la violencia, el engaño y el asalto a la idiosincrasia democrática del venezolano. Raúl Isaías Baduel está vivo y arengando a todos los venezolanos para que se reforme la conducta equívoca, arbitraria de un grupo y que se ajusten la Constitución y a las leyes. Raúl Isaías Baduel ha recordado que ingresó a la Academia Militar, que se graduó y fue Subteniente, que se diplomó de Estado Mayor, fue General en Jefe, pero antes que nada ha sido un hombre decente, libre y dispuesto a construir un sueño: la República de Venezuela. 

La República de Venezuela se avergüenza de ser conducida por un chófer arbitrario y simplón, que no sabe qué es la política y menos qué es la ética utens y la ética docens. Por lo tanto, yerra como actor desde el amanecer y se eleva en un tormentoso, errático de todo cuanto toca. Así, todo el gobierno -o casi todo- lo hace muy mal y la República no tolera más. Venezuela Estado-Nación está exigiendo un cambio ya, sí, eso lo ha motorizado luego Raúl Isaías Baduel cuando el eco de la ciudadanía se hace sentir para que crezca la iniciativa que consolide el cambio.

Cambio político que hizo público, comunicacional y notorio desde cuando el General en Jefe Raúl Isaías Baduel uniformado expresó de manera pública, comunicacional y notoria en el patio de honor de la Academia Militar su concepción sobre Venezuela como Estado-Nación democrática. Cuando lo hizo, pecó de ingenuo. Hoy, cuando ya es un vector de opinión, será la cultura política y la clase política democrática quienes conduzcan el necesario cambio que no recordó el jefe militar, que le quedó grande a este revolucionarismo vergüenza y regresión del sistema político venezolano, a tal extremo que el mundo no sale de su asombro ante la destrucción que produce el revolucionarismo y el cubanismo en Venezuela.

En cambio, político entonces ya con base a la postura de Baduel, llama a operadores sociales y sobre todo a ciudadanos a hacer política para acometer el cambio. Hacer política en toda la sociedad y la geografía verá a Baduel y a su concepción para que nazca la República. ¡Manos a la obra! Cada ciudadano ha de operativizar su acción política para abrazar al país, a un país que se merece una sociedad democrática y nunca más esta torpeza, arbitraria y cobarde revolución podrida y nefasta. 

El cambio político que impone el planteamiento de Baduel es un referente o cruce de camino que apunta a la reconducción de la democracia, eso que intentó el temerario golpe de Estado y que se volvió en la desgracia del revolucionarismo militarista cubano. Es democracia lo que pide el grito de Baduel es democracia. Será real democracia cuando de manera histórica los venezolanos, que hoy se avergüenzan del maltrato y de la violación del régimen, repongan la Constitución y aparezca la ciudadanía rechazando a la mafia y a las atrocidades que ha realizado este grupo retrógrado incluyendo vejar o intentar vejar al General en Jefe Baduel.

El cambio político que instrumentará toda la sociedad democrática corresponde a la segunda República que soñó y diseñó Baduel General en Jefe, como parte de una institución que parió oficiales convencidos del valor de la Constitución, de la decencia y convencidos del honor de los hombres de uniforme. Es un todo político cuanto solicita el discurso de Baduel, está pendiente por realizarse sin violencia, pero con rectitud política, es decir, abrazado a la Constitución. Será la real democracia seguramente con un componente militar que tendrá que entenderse como un verdadero profesional. Así, se habrá cumplido con la eternidad creándose la República que soñó el General en Jefe Raúl Isaías Baduel.

Es original,

Dr. José Machillanda 

Director de CSB-CEPPRO 

@JMachillandaP

Caracas, 19 de octubre de 2021