Marabinos vuelven a la época prehistórica al cocinar con leña, madera y plástico

 

Los precios por las recargas de los cilindros de gas doméstico en el estado Zulia están por las nubes, lo que obliga a miles de ciudadanos a cocinar a leña como en tiempos pasados.

Por Corresponsalía La Patilla

En Maracaibo son muchas las comunidades que no cuentan con el servicio de gas doméstico por tubería, por lo que tienen que cocinar usando bombonas, pero al acabarse el gas, el martirio de las amas de casa y sus esposos para recargarlas es eterno.

Las comunidades más afectadas por la falta de este servicio son las que están ubicadas en oeste de la capital del estado Zulia. María Fonseca, habitante del parcelamiento El Progreso de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante es una ama de casa que en ocasiones no sabe cómo cocinar por la falta de gas.

“Yo tengo una bombona de 18 kilos y cuando se acaba comenzamos a parir, porque no hay donde recargarlas, y en los locales que sí hay tenemos que pagar 10 dólares o 15 dólares en físico, pero es muy difícil. Primero porque mi esposo y yo somos pensionados, y segundo, dónde encontramos dólares en efectivo”, afirmó.

 

 

Esta situación la padecen muchas familias zulianas, porque los precios de las recargas van desde 8 dólares hasta 25 dólares dependiendo el tamaño del contenedor. No hay fiscalización ni control con este negocio que sumado a los otros problemas que aquejan a la ciudadanía, siguen acabando con la calidad de vida de los ciudadanos. Los principales llenaderos son administrados por la gobernación chavista del Zulia.

Aquellas personas que no cuentan con los recursos para las recargas, buscan madera o leña para cocinar. En ocasiones, usan hasta plástico con el temor de desarrollar enfermedades respiratorios avanzadas, pero alegan que el hambre los obliga.

 

 

“Nosotros estamos como en la época de Simón Bolívar. Tenemos que cocinar en muchas ocasiones con leña y se podrán imaginar el humo y el olor que eso desprenden. Tenemos que ir al patio”, contó Pilar Antúnez.

Desde hace varios años la situación con la venta y recarga de bombonas se ha venido agudizando, tanto así que el gobierno regional chavista encabezado por Omar Prieto, ha ocupado distintas plantas de llenado para “garantizar” el gas, pero esta medida ha sido peor, aseguran los marabinos .

Los habitantes del oeste de Maracaibo exigen al alcalde Willy Casanova que ejecute trabajos de acometida de tuberías y se preste el servicio de gas a través de la empresa Sagas, dependiente de la municipalidad.

Otros sectores de Francisco Eugenio Bustamante que no cuentan con gas son barrio Ezequiel Zamora, Los Altos y la vía a Los Bucares.

Por su parte, pequeños y medianos emprendedores han denunciado la visita de funcionarios de la alcaldía de Maracaibo en sus improvisados negocios para censarlos, con el propósito de cobrarle el servicio. No se niegan a cancelar, pero alegan que la cantidad del cobro es superior a sus ganancias.