El “Tarzán” de la vida real: Pasó 40 años en la selva, fue rescatado y sufrió un trágico final (FOTOS)

 

Cuando la mañana del 7 de agosto de 2013 Ho Van Lang (44) fue llevado a la aldea, todo le pareció extraño. Había vivido más de 40 años en la selva vietnamita junto a su padre y casi no había tenido contacto con otros humanos. De hecho, no sabía que existían las mujeres.

Por: La Nación

Su padre se había internado junto a él en la selva cuando Lang tenía solo tres años y desde ese momento ambos vivieron como si no existiera un mundo exterior. Dormían en una casa del árbol, recolectaban frutos, cazaban animales y se abrigaban con cortezas de árboles. Hasta que las autoridades fueron alertadas sobre su presencia y decidieron “rescatarlos”.

 

Lang usaba corteza seca y hojas para cubrir su cuerpo

 

Inmediatamente la historia de los “hombres de la selva” se hizo conocida en todo el mundo y Lang fue considerado un “Tarzán real” por sus habilidades de supervivencia en la jungla.

A mediados de septiembre pasado, su historia volvió a llenar los medios de todo el mundo luego de que se conociera que murió de cáncer de hígado a los 52 años.

Bombardeo

El padre de Lang, Ho Van Thanh, había participado en la guerra entre Estados Unidos y Vietnam y, después de cinco años, había decidido regresar a su pueblo natal, la aldea Tra Kem, en la provincia de Quang Ngai, para estar con sus cuatro hijos.

Pero en 1972 hubo un bombardeo en la región y su casa fue alcanzada por un explosivo que causó la muerte de su madre y de sus dos primeros hijos, según informó el diario vietnamita Tuoi Tre.

 

Durante la vida en la selva, habían creado varios objetos y herramientas para sobrevivir

 

Presa del pánico, Thanh tomó la drástica decisión. Sin organizar una huida ni avisar a sus familiares, el hombre recogió a su tercer hijo y escapó, pero dejó atrás a su cuarto hijo, Tri, que debió ser criado por un tío.

Supervivencia

Una vez que encontró un espacio en la selva que le pareció adecuado, Thanh llevó adelante la tarea de construir un hogar para vivir junto a su hijo, Lang.

En lo alto de un árbol paraguas Schefflera Arboricola, el hombre construyó una “casa del árbol”, similar a un nido de pájaros. De acuerdo con crónicas locales, la casa media 4 metros cuadrados. El objetivo era protegerse contra los animales salvajes que los rodeaban.

 

El padre había construido una cabaña alta para protegerse de los animales

 

Lea artículo completo AQUÍ