CAMIVEN: La extracción de oro legal en Venezuela ha mermado un 80%

Los mineros artesanales de oro trabajan en un molino en El Callao, Venezuela, el 8 de agosto de 2018. Foto tomada el 8 de agosto de 2018. REUTERS / William Urdaneta

 

La extracción de oro legal ha sufrido una merma del 80%, es decir, se encuentra en no más de 2 a 3 toneladas al año (400 kilos mensuales).

lapatilla.com

Luis Rojas Machado, presidente de la Cámara Minera de Venezuela (CAMIVEN), informó que el sector no se ha podido recuperar después de la pandemia sumando el deterioro que ha sufrido por la falta de inversiones, asimismo, se encuentra en una tendencia negativa su desarrollo.

Agregó que la extracción de oro es complicado porque se encuentra en una zona muy frágil, «es una explotación que no está en los estándares de recuperación ecológica y natural que realizan los mineros formales».

Rojas Machado puntualizó, en entrevista a Fedecámaras Radio,  que actualmente hay mucha informalidad en el sector, por lo que no se cumplen los pasos necesarios para realizar proyectos mineros. Al realizar estos procesos es necesario respetar unos pasos para darle comienzo a la exploración y el descubrimiento de reservas para así seguir con su desarrollo y protección.

Debido a la informalidad que se está movilizando en el sector hace que se obtenga un efecto directo sobre la producción que ha mermado en unos 20 a 30 toneladas anuales en los años 2010-2011 a probablemente no más de 2 a 3 toneladas al año.

La falta de información y estadísticas por parte de los entes pertinentes también hace un peso negativo sobre el desarrollo.

Las nuevas tecnologías en el sector

Con respecto a las nuevas tecnologías del sector, solo se ha visto beneficiado la extracción de oro, ya que poseen plantas modernas, sin embargo, las 38 plantas de beneficios que se colocaron no son efectivas porque tienen poco rendimiento en la recuperación del oro.

Al comentar acerca de otros sectores como de arena, piedra y cemento, estos se encuentran en una situación «paupérrima» ya que no han tenido la suficiente inversión y reinversión en nuevos equipos de tecnología para su mantenimiento.

Machado indicó que las expectativas que se tuvieron en años anteriores con respecto a la meta no se cumplieron, ya que el sector requiere un cambio de políticas más allá de leyes y reglamentos.

“La minería es una industria que requiere de un capital intensivo, no se está buscando capitales que pudieran desarrollar el sector”

El presidente de CAMIVEN agregó que los puestos de trabajo se han reducido, ya que el capital humano profesional busca oportunidades en el extranjero con remuneraciones adecuadas por su trabajo.

Asimismo, las inversiones dentro del país se ven frustradas debido a la falta de confianza tanto del venezolano como de los extranjeros por lo que hay que crear mayores convicciones y demostrar el retorno de inversiones.