Colegio de Médicos de Mérida rechaza flexibilización de la cuarentena impuesta por el régimen chavista

La directiva del Colegio de Médicos del estado Mérida ofreció declaraciones sobre la difícil situación presupuestaria y de ingresos que afronta el gremio en la entidad andina. Expresaron su rechazo ante la medida impuesta por Nicolás Maduro para la flexibilización total de la cuarentena en los meses de noviembre y diciembre.

Por Corresponsalía La Patilla

El doctor Alexis Torres, presidente del Colegio de Médicos del estado Mérida, manifestó su descontento con las autoridades nacionales por el desconocimiento y olvido al contrato colectivo del sector salud en Venezuela.

“Hoy día al médico se le ha violado su derecho a un contrato colectivo que le permita acceder a un salario justo, aun en un momento tan crítico como el de esta pandemia. Los ingresos que recibimos del Estado no cubren, ni de cerca, los costos de la canasta básica alimenticia”, apuntó Torres.

A falta de políticas públicas concretas, han debido recurrir como gremio a la exigencia de pedir que se considere el arduo trabajo que desempeñan en los distintos centros de asistencia, aun cuando las condiciones sanitarias y la crisis por el Covid-19 son desalentadoras y atentan contra su salud.

Por su parte, Torres resaltó que gracias a la dedicación del cuerpo de galenos colegiados, en alianza con la gobernación del estado, se han realizado los trámites correspondientes para la creación de un plan de salud regional que asegure y cubra gastos hospitalarios y de vehículos a los médicos afiliados.

Sobre este punto, la doctora Angela Duarte, secretaria encargada del Colegio de Médicos, reafirmó el compromiso de los galenos por seguir brindando sus servicios y extendió la convocatoria a toda la población merideña para que asista a las capacitaciones gratuitas que dictan en las instalaciones del Colegio de Médicos en la avenida Urdaneta sobre manejo y cuidados de la enfermedad Covid-19.

Para el Colegio de Médicos, la medida de flexibilización de la cuarentena por lo que queda de año y el regreso a clase presenciales en primaria y bachillerato es un error. El presidente sentenció que “esta decisión responde a un orden político motivado por las próximas elecciones y no a un orden asistencial médico (…) Ya veremos en enero que las consecuencias de esta medida van a ser, lamentablemente, nefastas”.

El galeno recordó que en Venezuela han muerto más de 500 trabajadores sanitarios a causa de la Covid-19, una de las cifras más altas del gremio en toda América Latina.

La doctora Duarte agregó que para tomar esta decisión es necesario que las autoridades sanitarias hagan una evaluación del índice de infectabilidad existente en la población. A partir de este estudio, se establece la posibilidad de flexibilizar la cuarentena o no. Al no haber una investigación pública de este tipo, no hay seguridad al respecto.

El infectólogo Julio Castro advierte un aumento acelerado de los casos de Covid-19 en el país. A su juicio, es muy perjudicial permitir la flexibilización de la cuarentena en los próximos meses. A esto se suma el llamado a clases presenciales dictado por el gobierno nacional.

“Para un regreso a clases seguro deberían implementarse medidas como el semáforo epidemiológico en las instituciones educativas, el cual se ha usado en otros países como Argentina. Así se aseguraría reducir el riesgo de contagio y propagación del virus en niños y adolescentes. Aunque lo ideal es no exponer más a la población”, concluyó Duarte.