Hugo “El Pollo” Carvajal podrá declarar sobre Podemos al paralizarse in extremis la entrega

Hugo Carvajal

 

El as en la manga que guardaba la defensa del general venezolano Hugo Carvajal ha salido este viernes relucir por fin y ha roto la baraja, forzando al tribunal que lleva su caso a paralizar la entrega a EE.UU., cuando estaba acordada, reactivada y a punto de ejecución. Ahora tendrá que volver a reunirse el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para subsanar un trámite que no hizo en su día y que es esencial.

Por Isabel Vega / abc.es

Esto tiene dos consecuencias inmediatas: él gana tiempo en España para recurrir ante el Contencioso de la Audiencia Nacional, donde ha pedido la paralización de urgencia, y podrá ir a declarar el miércoles, como estaba previsto, ante el juez Manuel García Castellón, que le tiene citado como testigo en una causa sobre la supuesta financiación irregular de Podemos. Dicen en el entorno del Pollo que su intención es seguir colaborando «mientras la Justicia española se lo permita». Y la citación se mantiene.

La razón del nuevo parón está en que cuando la Sala de lo Penal se pronunció sobre la extradición de Carvajal el año pasado, dijo que resolvería en un trámite aparte las denominadas «garantías» de la extradición, pero no llegó a hacerlo. Ahora, la defensa ha reclamado el cumplimiento de ese trámite y la Sala, para evitar una vulneración de la tutela judicial efectiva, le ha dado la razón. Se paran máquinas y por varios días, hasta que el Pleno fije reunión, redacte el auto y lo firme a continuación Estados Unidos.

Las garantías son los «condicionantes de la entrega» que se imponen al país de destino del extraditado antes de enviarle allí. Se trata de una especie de compromiso de las condiciones que va a afrontar el reclamado. Según la documentación de la causa a la que tuvo acceso ABC, Carvajal pidió en su día que no se le aplique cadena perpetua, porque en España no estaría permitido; que se le amortice de la pena los meses en prisión que ha pasado en Madrid y que sólo se le juzgue por los delitos que figuran en la orden de extradición. En el último recurso presentado, el que ha paralizado de nuevo la entrega, incidía en estos dos últimos puntos.

Según las fuentes jurídicas consultadas por ABC, lo esperable es que el Pleno de la Sala fije fecha de reunión, redacte esas garantías, las apruebe y en cuestión de horas, EE.UU. las ratifique, desencadenando de nuevo la ejecución de la extradición. Es un escenario muy poco plausible que se oponga a alguna de las condiciones, pues eso frustraría definitivamente la entrega.

Un precedente muy conocido: Alemania sólo quería entregar a Carles Puigdemont para que fuese juzgado por malversación y España rechazó la propuesta. La diferencia es que con el Pollo, la Audiencia Nacional no eliminó ninguno de los delitos que recogía la orden de extradición y los estaría entregando para que responda por todos ellos, en cualquier caso.