Cuántos vasos de agua debes beber al día para estar sano, según tu edad

Foto: Archivo

 

El agua posibilita la vida. Así de rotundo. Y por ello es tan importante beber agua todos los días. El porcentaje de agua en el cuerpo humano oscila entre el 50% y el 65% en los adultos, y entre el 60% y el 80% en niños, según los datos de la Fundación Aquae. El cuerpo necesita por este motivo hidratación constante y el agua es fundamental además para mantener una temperatura adecuada, garantizar el correcto funcionamiento de las articulaciones, proteger la médula espinal y otros tejidos sensibles, y expulsar los desechos corporales mediante el sudor, la orina y la digestión. Pero, ¿cuántos vasos de agua se deben beber al día para asegurar el funcionamiento corporal correcto?

Por 20minutos.es

El Instituto Americano de Medicina (IOM) realizó un estudio para analizar los hábitos de ingesta de agua de los habitantes de Estados Unidos. Basándose en los datos recogidos elaboraron una serie de recomendaciones incluyendo el número de vasos de agua que es recomendable beber cada día, y diferenciaron por edad. Esta guía publicada en 2005 sigue siendo la referencia para los médicos americanos.

Si bien en el pasado se hizo popular la cifra de los ocho vasos de agua al día, este número no se basó en ningún estudio científico sólido. Cada grupo de edad necesita diferentes cantidades de agua, y en la cifra también influyen otros factores como el género, el nivel de actividad y si la persona está embarazada.

Cuántos vasos de agua deben beber los adultos

La recomendación actual del IOM para los adultos con edad superior a los 19 años varía entre los hombres y las mujeres. Para el género masculino se recomiendan 13 vasos de agua al día, mientras que para las mujeres el número es de 9.

Cabe señalar que ambas cifras no se refieren exclusivamente a beber vasos de agua literalmente, sino a tomar ese número como referencia de cantidad total. Y es que aparte del agua que se pueda beber directamente, también ingerimos agua a través de otros alimentos como las frutas y los vegetales.

Para leer más, ingresa aquí