Vicente Brito: ¿Es la informalidad el paliativo a la crisis social?

Vicente Brito – red por la defensa al trabajo, la propiedad y la constitución

 

Cuando analizamos la cantidad tan elevada de venezolanos dedicados a la actividad informal, podemos afirmar que es la forma de obtener un ingreso ante la falta de oportunidades de empleo, es el paliativo a la crisis social causada por la inflación y sus angustiosos efectos en la pérdida de la capacidad de consumo de las familias, siendo también la causante de los elevados niveles de pobreza que tenemos en este momento.

Se estima que entre 9 y 10 millones de venezolanos ejercen esta actividad, incluye a personas que tienen un empleo estable pero en sus ratos libres se dedican a ejercer la informalidad como medio para mejorar sus ingresos y con ello el bienestar y consumo familiar.

¿Cuáles son las actividades informales de mayor demanda?

Pasamos a considerar las que generan mejores ingresos tales como:

1. Comercio informal, se estima que ocupa entre 4.5 y 5 millones de personas dedicadas a esta actividad, venden cualquier tipo de mercancía o producto y se le considera la más rentable, ya que no están sujetos a ningún impuesto municipal o nacional y la ejercen en espacios públicos o de calle. Se estima que el 60% del total de las ventas comerciales son informales.

2. Mantenimiento y reparación de vehículos, electrodomésticos, celulares, televisores, radio, etc. se estima que ocupa entre 1.5 y 1.8 millones de personas.

3. Plomeros, albañiles, pintores, electricistas, jardineros, etc. son trabajadores eventuales o de oportunidades, sus labores las hacen en acuerdos de palabra o escrito para contratar reparaciones o mantenimientos de cualquier índole, en promedio son bien remunerados, con un ingreso promedio superior a los 150 dólares al mes. Se estima que ejercen esta actividad de 1 a 1.5 millones de personas.

4. Actividades agropecuarias y pesca. Ejercen actividades de acuerdo a los ciclos de siembra y cosecha. Así como la temporada de pesca. Se estima que ocupan alrededor de un millón de personas. Son los menos remunerados en proporción a las otras actividades informales, aunque en la mayoría de los casos se les compensa adicionalmente con los alimentos producidos por esta actividad.

Podemos considerar que la informalidad es la principal fuente de ingresos para la gran mayoría de los Venezolanos, los cuales carecen de un empleo estable siendo para muchas familias su único sustento para cubrir sus necesidades de consumo, principalmente de alimentos, medicinas, ropa y zapatos.

Estamos dentro de los 10 países del mundo que tienen tan elevados niveles del total de su fuerza laboral ejerciendo la informalidad, se estima que alrededor de un 60% del total de los Venezolanos en edad para trabajar están dedicados a esta actividad, siendo sus niveles de ingresos en la mayoría de los casos superiores al promedio de los que tienen empleos estables y muy por encima de los trabajadores públicos salvo el sector petrolero.

Por lo tanto podemos afirmar que la informalidad surge como el paliativo a la crisis social que afecta a los venezolanos.

Vicente Brito

Presidente

Red por la defensa al Trabajo,

la Propiedad y la Constitución.